Jueves, 6 de Mayo de 2010

Marsans dispara su último cartucho para salvarse

Dos ofertas de compra de empresas pequeñas presionan a Díaz Ferrán y Pascual

SUSANA R. ARENES ·06/05/2010 - 08:20h

Una agencia de Viajes Marsans, fuera del horario de oficina.fernando sánchez

Evitar que Marsans suspenda pagos en breve depende de que sus dueños, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, y Gonzalo Pascual, presidente de la agencia de viajes, consigan cerrar esta semana su venta. Se trata del último cartucho que tiene la principal agencia de viajes del país, ya que los problemas de dinero se agravan y la banca no está dispuesta a darle más liquidez.

En este escenario, las ofertas posibles de Marsans se reducen a dos, pero con dudoso recorrido. Gonzalo Pascual, que lleva las riendas de Marsans, ha apostado por una de las empresas interesadas, hasta el punto de que ayer preveía que esta firmara ante notario una oferta firme de compra, según fuentes conocedoras del proceso. Se trataría de una inmobiliaria valenciana, Nuevas Formas y Diseños, con pocos fondos, inferiores a un millón de euros, y que debe más de siete millones, según los datos de 2008. Sería como si un alevín se comiera un tiburón.

Pascual considera que su única oportunidad es vender y que ahora está en manos del potencial comprador, según las citadas fuentes. Al cierre de esta edición, no se había concretado la venta, aunque el calendario que se maneja es que haya una respuesta en un plazo máximo de dos días.

La situación límite de Marsans, que hace dos semanas perdió la licencia para emitir billetes de avión y tiene dificultades para vender viajes porque se le exige pagar por adelantado, ha hecho que se acerquen las ofertas llamadas buitres. Ayer sobrevolaba sobre la compañía el interés de una empresa andaluza.

Manifestación en la CEOE

La venta sería la solución para los 4.000 empleados de Marsans, salvo que el comprador quiera cerrarla y vender sus activos. Ante este riesgo, los sindicatos se muestran cautos con las ofertas. El supuesto representante de una de ellas tuvo un encuentro con el secretario general de la Federación de Transportes de UGT, Miguel Ángel Cilleros, para pedirle "paz social" cuando se cierre la compra. Cilleros, que desconoce si hablaba con un intermediario o con un comprador, pide "un plan de viabilidad" para Marsans, "sea quien sea el comprador". Hoy los trabajadores se manifiestan en la sede de la CEOE.

Mientras, las casi 200 agencias asociadas a Marsans reclamaron ayer a Pascual que les rescinda el contrato y devuelva el aval. El empresario les ha mandado una carta en la que les pide mantener la exclusividad si se cierra la venta y, si no, libertad para irse, informa EP.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad