Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Palestinos e israelíes inician las negociaciones indirectas

Abás quiere demostrar a EEUU que Netanyahu no tiene voluntad de negociar

EUGENIO GARCÍA GASCÓNCORRESPONSAL ·05/05/2010 - 08:00h

Trabajadores palestinos, ayer, en un puesto de control en Cisjordania. - REUTERS

Después de un año y medio de parálisis total, israelíes y palestinos han iniciado una ronda de negociaciones indirectas a través del mediador estadounidense, el senador George Mitchell, con el objetivo de discutir las cuestiones clave del conflicto; es decir fronteras, refugiados, seguridad, Jerusalén, agua y asentamientos judíos.

En medios políticos israelíes se comenta que el primer ministro, Binyamin Netanyahu, "pretende que no ocurra nada y que las negociaciones se alarguen de manera indefinida hasta que suceda algún hecho milagroso como el de las torres gemelas de Nueva York, que en 2001 resultó providencial para Ariel Sharon".

El presidente palestino, Mahmud Abás, es consciente de que los israelíes emplearán todas las artimañas posibles para demorar las negociaciones y quiere que Washington compruebe que Netanyahu no es un interlocutor veraz y que la única salida pasa por imponer una solución desde fuera.

Netanyahu "pretende que no ocurra nada y que las negociaciones se alarguen"

Abás se ha negado a reanudar las negociaciones directas por considerar que Netanyahu no tiene la menor intención de dialogar seriamente. Netanyahu ha asegurado a su entorno que en las negociaciones indirectas no se adoptará ninguna medida y que las decisiones se tomarán más adelante, cuando haya negociaciones directas, algo que todavía no se sabe cuándo sucederá.

En el encuentro de ayer entre Mitchell y Netanyahu, también participaron sus principales asesores. Los interlocutores del senador estadounidense serán, por el lado israelí, Netanyahu y el abogado Yitzhak Moljo, que es uno de los hombres más cercanos al primer ministro. Por el lado palestino, serán Abás y el jefe negociador, Saeb Erekat.

Está previsto que mañana Mitchell se desplace a Ramala para dialogar con Abás y Erekat. Sin embargo, formalmente todavía falta que el Comité Ejecutivo de la OLP dé luz verde al presidente palestino para iniciar las negociaciones, algo que será un simple trámite.

"Sin entrar en los detalles"

"Las negociaciones se centrarán en las cuestiones del estatus final. No es necesario entrar en detalles ni en los pequeños asuntos porque ya hemos hablado bastante de eso en las conversaciones previas", declaró Abás.

"Las negociaciones se centrarán en las cuestiones del estatus final"

Israel quiere que las negociaciones comiencen con el agua y la seguridad, y relegar para más adelante las fronteras y Jerusalén, que son precisamente las cuestiones que los palestinos quieren abordar primero.

Abás ha dicho que las negociaciones indirectas durarán cuatro meses. Después, los palestinos acudirán a la Liga Árabe para discutir de qué manera deben proceder.

A principios de esta semana, el presidente Barack Obama telefoneó a Netanyahu para instarle a que sea serio durante las negociaciones. Obama mantiene unas tensas relaciones con el primer ministro israelí.

La prensa hebrea acorrala al juez Goldstone

El diario ‘Yediot Ahronot’ reveló ayer que el juez Richard Goldstone, que confeccionó el informe sobre la invasión israelí de Gaza del año pasado, condenó a muerte al menos a 28 negros cuando ejerció como magistrado en la Suráfrica del ‘apartheid’. Goldstone, de origen judío, no niega esta acusación, aunque alega que en su condición de juez durante los años ochenta y noventa tuvo que respetar las leyes de Suráfrica y aplicó algunas con las que no estaba de acuerdo, como es el caso de la pena de muerte.