Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Ligan uso antidepresivos con malformaciones cardíacas congénitas

Reuters ·05/05/2010 - 17:41h

Por Amy Norton

Un nuevo estudio señaló que las usuarias de bupropion en el primer trimestre del embarazo tendrían más riesgo de tener un bebé con una malformación cardíaca.

Los autores advirtieron que aún no se sabe si el fármaco, que se vende como Wellbutrin, sea la causa. Y si así fuera, aseguraron que el riesgo absoluto de que un bebé desarrolle ese defecto congénito sería pequeño dado que afectaría a dos de cada 1.000 bebés de las usuarias.

Pero los resultados, publicados en American Journal of Obstetrics & Gynecology, se sumaron a la duda sobre los riesgos del uso de antidepresivos al comienzo del embarazo.

Estudios previos habían asociado el uso de otros antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), con un aumento, aunque pequeño, del riesgo de ciertos defectos congénitos en los bebés.

El nuevo estudio, entre más de 12.700 bebés nacidos en Estados Unidos entre 1997 y el 2004, halló que los hijos de mujeres que habían tomado bupropion durante el primer trimestre tenían dos veces más riesgo de desarrollar malformaciones cardíacas que los hijos de mujeres que no lo habían usado.

Las malformaciones, llamadas defectos del tracto de salida izquierdo, alteran el flujo sanguíneo entre las cámaras cardíacas izquierdas y el resto del organismo.

En el estudio, el defecto más común fue la coartación de la aorta, que es un estrechamiento de la principal arteria corporal. En los niños, eso demanda una solución quirúrgica.

Pero los resultados no significan que las mujeres deprimidas tratadas con bupropion deban abandonar el fármaco si quieren quedar embarazadas.

"Es importante que comprendan que no deben suspender el medicamento", dijo la doctora Jennita Reefhuis, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

En cambio, señaló, las mujeres deberían conversar con el médico. Lo ideal es que lo hagan cuando están planificando un embarazo y no después de concebirlo, agregó.

También sostuvo que hay que comparar el riesgo potencial de que esas malformaciones ocurran con el peligro de suspender la terapia antidepresiva.

El equipo usó datos de 6.853 bebés que habían nacido con un defecto cardíaco grave y 5.869 bebés sin malformaciones congénitas. El 0,5 por ciento de las madres de los niños sin defectos dijeron que habían tomado bupropion en algún momento del mes anterior a la concepción o durante el primer trimestre del embarazo.

En los bebés de ese grupo de mujeres, hubo 10 casos de defectos cardíacos del flujo izquierdo. El uso del fármaco no estuvo asociado con otras malformaciones.

"Hay que confirmar estos resultados con otros estudios antes de sacar alguna conclusión", dijo Reefhuis. Finalmente, indicó que el hallazgo apunta a una asociación entre el bupropion y los defectos cardíacos del flujo izquierdo, pero no prueban una relación causa-efecto.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology, online 26 de abril del 2010.