Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Un sondeo da a Strauss-Kahn favorito entre los socialistas galos

Reuters ·05/05/2010 - 17:27h

El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, es el claro favorito para encabezar la lista de candidatos del Partido Socialista para las elecciones presidenciales de Francia en 2012, según una encuesta de opinión difundida el miércoles.

La encuesta se sumará a la creciente especulación sobre el futuro del ex ministro francés de Finanzas, cuyo estatus ha crecido por su papel destacado en la gestión de la crisis financiera y la debacle de la deuda griega.

Una encuesta de BVA que será publicada en la revista Nouvel Observateur el jueves, halló que el 49 por ciento del público francés, y un 56 por ciento de los denominados "creadores de opinión", preferirían que Strauss-Kahn liderara el Partido Socialista para la elecciones de 2012.

Los resultados situaban al jefe del FMI con una ventaja confortable sobre la líder del partido, Martine Aubry, preferida por un 16% por ciento del público general y por un 13% de los creadores de opinión.

El ex dirigente del partido François Hollande fue tercero, con un respaldo de sólo un 9 y un 8 por ciento, respectivamente.

Los creadores de opinión estaban compuestos por 399 destacadas figuras del mundo político, económico y mediático, dijo BVA.

"Dominique Strauss-Kahn no necesita ocultar su alegría por esto", dijo Bruno Fuchs, responsable de la consultoría francesa Image et Strategie, que encargó el estudio a BVA. "De cara a 2012, la cuestión es cómo puede mantener esta ventaja hasta las primarias".

Se prevé que los socialistas convoquen unas primarias el próximo año para decidir quién será su candidato presidencial. Ningún peso pesado de la formación se ha pronunciado sobre si se presentarán pero la mayoría de analistas prevén que tanto Aubry como Hollande estén en la carrera.

La situación es más complicada para Strauss-Kahn, cuyo mandato en el FMI no expira hasta octubre de 2012, seis meses después de las elecciones presidenciales francesas. No se le permite participar en política nacional mientras ejerce el cargo en el FMI y tendría que dimitir si quiere participar en las primarias.

El dirigente apenas ha dado detalles de sus planes, diciendo a los periodistas el mes pasado que estaba feliz en su actual puesto. Pero el diario Libération reveló el miércoles que Strauss-Kahn había comunicado a sus amigos que estudiaba presentarse.

Mientras que la popularidad de Strauss-Kahn ha aumentado en Francia, los índices de aprobación del presidente Nicolas Sarkozy han tocado un mínimo récord, ya que los votantes están cada vez más descontentos por el creciente desempleo y las sombrías perspectivas económicas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad