Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Los mercados insisten en su castigo a España

La bolsa cae un 2,27% y la prima de riesgo marca un nivel récord desde que se creó el euro

PILAR BLÁZQUEZ ·05/05/2010 - 17:54h

España sigue en el ojo del huracán financiero. El castigo a la bolsa continúa, aunque con menos intensidad que el martes. Ayer, la caída de principal índice español, el Ibex 35, fue del 2,27%, hasta los 9.635 puntos, frente al 5,4% del martes. Sin embargo, el castigo en el mercado de renta fija fue mucho más duro que en la jornada anterior. El diferencial con el bono alemán a 10 años, la referencia para medir el riesgo del país, escaló hasta los 141 puntos básicos, el nivel más alto desde que se creó el euro. También en máximos estuvo la referencia para Portugal y el resto de países periféricos de la zona del euro. El miedo a que los problemas griegos se contagien a sus vecinos era la principal advertencia que las casas de análisis hacían a primera hora a sus clientes. La tesis la reforzó la agencia de calificación de deuda Moody's, al anunciar que revisará a la baja su opinión sobre Portugal y sus empresas, que es el paso previo al recorte de rating.

El euro se desplomó hasta los 1,28 dólares, un cambio que no registraba desde marzo de 2009, cuando las bolsas marcaron mínimos históricos.

La emisión de hoy de bonos del Tesoro podría costar 15 millones más

"La ventas de los inversores institucionales son indiscriminadas", aseguran en una casa de análisis. No es para menos. Ayer, Gartman, uno de los grandes gestores de fondos de alto riesgo, envió, en el informe diario a sus clientes, esta suculenta frase: "La actual crisis de deuda europea no finalizará hasta que el euro se derrumbe y la Unión Europea con él". Otras predicciones son menos exageradas. "El castigo es excesivo y posiblemente carece de lógica, pero la tensión va a continuar. El rescate a Grecia sólo es un parche", advierte Miguel Arregui, de AFI.

De nada sirve que los políticos gasten saliva explicando que los datos macroeconómicos de Grecia no tienen nada que ver con los del resto de sus vecinos. "Ahora lo que se está revisando es la situación de solvencia de los países a medio plazo. Es decir, si dentro de tres años la economía griega será sostenible o no. También España esta obligada a demostrarlo, explica Marian Fernández, responsable de estrategia de Inversis Banco.

La primera prueba de lo que va a costar mantener esa solvencia la tiene hoy el Tesoro español, que emite hasta 3.000 millones de euros en bonos a cinco años. Según las estimaciones de analistas consultados por Bloomberg, el Estado tendrá que pagar para asegurar la emisión un 3,34%, frente al 2,84% que abonó en una emisión similar de marzo. Eso significa, de confirmarse el rendimiento, un sobrecoste de 15 millones de euros al año.

Ese es precisamente el gran problema de los ataques a la deuda española. Según fuentes del sector, España tiene que financiar 176.000 millones de euros que vencen en los próximos 12 meses. Si las condiciones de financiación se mantienen como hasta ahora (es decir, que los mercados exigen un 1% más de rentabilidad que hace unos meses), el coste adicional sería de unos 1.760 millones de euros.

Noticias Relacionadas