Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Ahmadineyad dice que acepta "en principio" la propuesta de Lula Da Silva

EFE ·05/05/2010 - 13:44h

EFE - El presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, durante su intervención en el desfile militar del Día de las Fuerzas Armadas del país en Teherán (Irán) el 18 de abril pasado. EFE/Archivo

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, acepta "en principio" la propuesta de su colega brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, para realizar el intercambio de combustible nuclear.

Según la agencia de noticias local Fars, así se lo transmitió el mandatario iraní al presidente venezolano, Hugo Chávez, durante una conversación telefónica mantenida hoy miércoles.

"Durante la charla, Ahmadineyad anunció que aceptaba en principio la propuesta del presidente Lula da Silva e instó a continuar en Teherán las conversaciones sobre aspectos técnicos", añadió la agencia iraní.

Fars no expuso, sin embargo, los detalles de la supuesta propuesta del mandatario sudamericano, aunque fuentes brasileñas han apuntado en alguna ocasión que para reducir la desconfianza mutua, el intercambio nuclear se podría realizar en un tercer país, como por ejemplo Turquía.

Irán mantiene un enconado pulso con gran parte de la comunidad internacional, que acusa al régimen iraní de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal atómico, alegación que Teherán niega.

El conflicto se agravó a finales del pasado año, después de que Irán pidiese combustible nuclear para su reactor en Teherán y pusiera trabas a una propuesta de Rusia, Estados Unidos y el Reino Unido para enviar al exterior su uranio al 3,5 por ciento y recuperarlo después enriquecido al 20 por ciento.

El régimen iraní alega que no confía en la otra parte y exige como garantía que el intercambio de combustible se realice en su territorio nacional, de forma simultánea, en cofres sellados y bajo supervisión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Además, Ahmadineyad ordenó el pasado febrero a sus científicos que ante la falta de acuerdo, comenzaran a enriquecer el uranio por sus propios medios.

Desde entonces, Estados Unidos trata de consensuar una nueva batería de sanciones, pero hasta la fecha se topa con la reticencia de China, Turquía o el propio Brasil.

Lula Da Silva tiene previsto viajar a Teherán el próximo 15 de mayo para una visita en principio de 48 horas.

Dos días después, el 17 de mayo, Irán acogerá la cumbre del G-15, al que pertenece Brasil y a la que está previsto que acuda el presidente venezolano, pero en la que no está confirmada, de momento, la presencia del propio Lula da Silva.

La semana pasada, durante una visita a Teherán, el ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Celso Amorim, afirmó ante la prensa iraní que su país seguía dispuesto a mediar en la cuestión del intercambio nuclear.

Sin embargo, en otro encuentro con agencias de prensa, indicó que veía más factible que el se realizara en un país como Turquía, por cuestiones de cercanía geográfica.