Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Vuelven a cerrar los aeropuertos en Escocia e Irlanda del Norte por la nube de ceniza

EFE ·05/05/2010 - 09:17h

EFE - Un empleado de tierra cubre uno de los motores de un avión en el aeropuerto de Belfast City, Irlanda del Norte (Reino Unido).

Varios aeropuertos de Escocia, la República de Irlanda e Irlanda del Norte han vuelto a cerrarse al tráfico aéreo a partir de las siete de la mañana (06.00 GMT) de hoy por los riesgos de la nube de ceniza procedente del volcán islandés.

Los aeropuertos de Glasgow, Prestwick (Escocia) y Derry (Irlanda del Norte) podrían permanecer cerrados todo el día, mientras que el de Inverness (Escocia) podría estarlo sólo durante la mañana y el de Belfast durante la tarde, según informaciones de la Autoridad de la Aviación Civil (CAA).

Otros aeropuertos que cerrarán serán los de Stornoway, Benbecula, Tiree, Islay y Barra, en las islas Hébridas, pero no, al menos de momento, el de Edimburgo ni los del noroeste de Inglaterra, y ello pese a la proximidad de la nube del volcán islandés.

En la República de Irlanda se han suspendido hasta nuevo aviso los vuelos desde los aeropuertos de Donegal (a partir de las 07.00 GMT), Sligo (08.00 GMT), Dublín y Knock (10.00 GMT) y podrían imponerse restricciones esta tarde a los de Cork, Wagerford y Kerry.

Las autoridades aéreas tanto británicas como irlandesas han aconsejado a los viajeros que consulten a sus aerolíneas antes de dirigirse al aeropuerto ya que la situación "es muy dinámica" y puede cambiar de un momento a otro.

Aunque anteriores previsiones indicaban que la nube de ceniza se dirigía hacia el sur empujada por el viento, la CAA no cree que los aeropuertos del sureste de Inglaterra, que sirven a Londres, vayan a verse afectados.

Ayer se cancelaron cientos de vuelos tanto en la República de Irlanda como en Irlanda del Norte y la situación afectó también a las islas Hébridas y a otras partes del norte de Escocia.

Ryanair suspendió ayer desde las 05.00 hasta las 13.00 GMT todas sus salidas y llegadas a la República de Irlanda, aunque por la tarde organizó vuelos adicionales para intentar transportar a los viajeros que se habían quedado en tierra durante la mañana.

Esyjet canceló por su parte una veintena de vuelos en los dos aeropuertos de Belfast, mientras que la compañía irlandesa Aer Lingus suspendió todas sus conexiones aéreas con el Reino Unido y la Europa continental hasta las 12.00 GMT.

El mes pasado, la nube de cenizas del mismo volcán islandés provocó el cierre de buena parte del espacio aéreo europeo durante cerca de una semana.

Según la Asociación de Aseguradoras Británicas, las compañías del sector tendrán que indemnizar con unos 62 millones de libras (más de 71 millones de euros) a las decenas de miles de viajeros afectados por aquellas primeras suspensiones de vuelos.