Miércoles, 5 de Mayo de 2010

La Bolsa española se decide por las pérdidas y el Ibex cae el 0,07%

EFE ·05/05/2010 - 09:10h

EFE - Ttablero de cotizaciones en la Bolsa de Madrid. EFE/Archivo

La Bolsa española se mostraba incapaz de mantener el rebote en los primeros compases de la sesión y su principal indicador, el Ibex-35, perdía el 0,07% pese a que las entidades financieras y gran parte de los pesos pesados del mercado cotizaban al alza.

A las 09.10 el selectivo español perdía 7,10 puntos y se situaba en 9.852 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid, con todos sus sectores en negativo excepto Petróleo y energía y Materiales básicos, retrocedía el 0,17%.

La misma indecisión presidía el comportamiento del resto de mercados europeos, ya que en París el CAC perdía el 0,03% pero en Londres y Milán los avances eran del 0,15% y del 0,16%.

Los mercados intentarán hoy recuperar la normalidad, tras las fuertes caídas vividas ayer, mientras la Comisión Europea presenta sus previsiones económicas de primavera para los países de la UE y el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebra en Lisboa su reunión mensual sobre tipos de interés.

Los inversores esperan con ansiedad los comentarios sobre Grecia que el presidente de la entidad estará obligado a hacer, mientras en Atenas comienza la primera de las dos jornadas de huelga general convocadas para protestar contra el plan de austeridad.

En España, al contrario de lo que ocurrió ayer, los bancos se colocaban mayoritariamente en positivo, con el Popular a la cabeza del selectivo con un repunte del 1,76%.

El Sabadell subía el 0,94%, Santander, el 0,80%, BBVA, el 0,51%, Banesto, el 0,28%, y Bankinter, el 0,15%.

Para los grandes valores del mercado, las subidas eran del 0,98% para Iberdrola y del 0,74% para Repsol, mientras que Telefónica y Endesa mantenían los números rojos y caían el 0,06% y el 0,53%, respectivamente.

En el mercado de divisas el euro bajó hasta 1,298 dólares, frente a los 1,303 dólares de ayer por la tarde, lastrado por la decisión adoptada ayer por el BCE de eliminar el requisito mínimo de calidad de los bonos griegos en sus operaciones crediticias.