Miércoles, 5 de Mayo de 2010

La ley protegerá el uso del pañuelo en las aulas

Caamaño confirma que el hiyab podrá llevarse en clase

J. S. ·05/05/2010 - 01:00h

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, en el Congreso de los Diputados. - efe

El Gobierno regulará dentro del "sentido común" el uso del pañuelo islámico en los espacios públicos, incluidos los centros educativos, a través de la futura Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia. Ayer, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño de cuyo departamento depende la redacción de esta reforma legislativa, aseguró que la norma "tiene que ser clara" en lo referido al uso de símbolos religiosos en lugares públicos.

Para el ministro, aunque el contenido preciso de la ley está aún por determinar, "no todos los velos son iguales", y del mismo modo que "por sentido común" se puede llevar "una medalla de la primera comunión" en todas las clases salvo en gimnasia, cada tipo de actividad determinará la posibilidad de lucir el hiyab (pañuelo islámico). De este modo, Caamaño confirmaba que el Gobierno avalará el uso de este pañuelo, como adelantó ayer Público. Según informó este diario, el Ejecutivo ha resuelto que lucir el pañuelo islámico sea considerado como un símbolo religioso y, por lo tanto, pueda ser usado en espacios públicos, lo que incluiría los centros educativos. "Llevar el pañuelo islámico no es ilegal en España", aseguraron fuentes del Ministerio de Justicia.

Compatibles con el entorno

El ministro aseguró que la futura norma "deberá precisar qué elementos religiosos puede portar un ciudadano" en cada lugar público, así como "qué símbolos religiosos de identificación personal se podrían llevar, siempre que sean compatibles y proporcionados al entorno".

En una entrevista en Telecinco, Caamaño detalló que serán más tarde las normas específicas de cada sector como las que regulan la convivencia en los centros escolares o las normativas en hospitales o en las Fuerzas Armadas las que "determinarán los elementos concretos" que puedan lucirse en cada circunstancia.

El ministro advirtió a raíz del caso Najwa la estudiante de Pozuelo de Alarcón (Madrid) que tuvo que cambiar de instituto porque las normas del suyo le impedían entrar con pañuelo a clase que el Gobierno no entraría a regular "en detalle" aspectos como el uso del pañuelo islámico en clase mediante la Ley de Libertad Religiosa. Caamaño se remitía entonces a que las leyes orgánicas, como la que se encuentra ahora en estudio, deben referirse sólo al contenido esencial de una materia.

El titular de Justicia aseguró en pleno debate por Najwa que con la normativa actual debían ser los centros educativos los que decidieran qué hacer dentro de su autonomía. En la actualidad, son los consejos escolares de cada instituto los que regulan la cuestión del pañuelo como materia de convivencia.

Noticias Relacionadas