Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Reválida en la isla milagro

Florentino Pérez vuelve a Mallorca, donde una derrota cerró su primer proyecto en 2006

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·05/05/2010 - 08:20h

Raúl, Zidane y Ronaldo, en la aciaga noche en Palma que costó el adiós de Pérez. - afp

"Lo hemos perdido todo". El 26 de febrero de 2006, Florentino Pérez se sinceró en el palco de Son Moix con Jaume Matas, entonces president balear. El Madrid acababa de perder 2-1 con el Mallorca en Liga y el máximo responsable de la entidad no digirió una derrota que dinamitó un vestuario roto. Ese mismo domingo, dio por cerrado su primer mandato y, al día siguiente, dimitió. Clausuró una etapa de cinco años y ocho meses. Cerró el primer proyecto de forma abrupta. Tras el triunfo del Barça ayer ante el Tenerife, esta noche está en juego el segundo. Para seguir aspirando al título, resulta imprescindible ganar.

Así lo contempla Manuel Pellegrini. "Tanto para el Barcelona como para el Madrid, pasar un año sin conseguir nada es un castigo duro. Para nosotros, más todavía porque en los otros dos campeonatos quedamos eliminados al principio, en Copa y en octavos de la Champions", reconoció ayer el entrenador blanco.

"Es un error tener los cinco sentidos en Cristiano", advierte Manzano

Cuatro años después de aquella debacle, el Madrid se examina de primer curso del nuevo plan de Florentino y, paradójicamente, Pellegrini, la pieza más cuestionada del mismo, aparece imperturbable y consecuente. Ayer, dejó una sentencia de manual para los rectores de la entidad: "Pase lo que pase, el proyecto continuará exactamente igual".

Ramos responde a Iniesta

Menos comedido se mostró Sergio Ramos. Al lateral no le gustó un comentario de Iniesta, que el lunes desveló que no había visto el triunfo del Madrid ante Osasuna. "Vi una película, también mala", ironizó el centrocampista del Barça. "Para nada juega mal el Real Madrid. Yo estoy supercontento de mi equipo, aunque está claro que el estilo siempre se puede mejorar respondió ayer el andaluz. Al que no le guste ver al Madrid ,es tan fácil como apagar la tele y se quita el problema. Hay muchos canales para ver".

Ni Ramos ni sus compañeros atenderán hoy a la forma. Buscarán como sea los tres puntos ante los hombres de Manzano, técnico que también ocupaba el banquillo en 2006. Entonces, su equipo huía del descenso. Ahora, encaramado en la cuarta plaza, es la sorpresa del campeonato y la amenaza más seria que le queda al Madrid en su esforzada persecución del líder. El técnico bermellón no se obsesiona con Cristiano, el estandarte blanco: "Sería un error tener los cinco sentidos puestos en él. Lo mismo se dijo cuando fuimos al Bernabeú y Cristiano no lució precisamente". Si hoy lo hace, el segundo proyecto de Florentino seguirá vivo.