Martes, 4 de Mayo de 2010

Hasta los 'clowns' son un peligro para Israel

Un payaso gallego y su intérprete, expulsados de Tel Aviv

ÓSCAR ABOU-KASSEM ·04/05/2010 - 08:00h

Iván Prado, en una actuación en Ramala en 2009.

"Somos los cuerpos de élite de la infiltración circense en Palestina. La crème de la crème del terrorismo lúdico internacional. Somos un ejército que tiene por armas tartas de nata y bolas de malabares". Así se presenta el clown Iván Prado (Lugo, 1975) tras ser expulsado de Israel por presuntos "motivos de seguridad".

Prado, acompañado por Laila Tillawi, una joven española de origen palestino con la que intentó viajar el pasado 26 de abril a Cisjordania, relató ayer en Madrid la detención de ambos y su posterior expulsión por parte de las autoridades israelíes.

La seguridad israelí detuvo e interrogó a la pareja, y trató de acceder a su e-mail

El objetivo del viaje era preparar el Festiclown 2010, festival internacional de clown, que Prado en compañía de otros 100 artistas tiene previsto celebrar en ciudades palestinas el próximo octubre.

"Los interrogatorios ya comenzaron en territorio español y sin la presencia de ningún miembro de las fuerzas de seguridad españolas", cuenta Tillawi, coruñesa de 26 años. La pareja española también acusa al personal de la compañía aérea israelí El Al de retener sus maletas en Barajas y no de no mandarlas a Tel Aviv a sabiendas, pese a la insistencia de ambos para que fueran facturadas en su vuelo.

Al llegar al aeropuerto de Ben Gurion, ambos fueron interrogados durante varias horas. Tillawi afirma que los problemas comenzaron al comprobar el origen árabe de su apellido. Después fueron conminados a dar sus claves de correo electrónico "como requisito imprescindible de colaboración", según cuenta Prado.

Ante la negativa, fueron trasladados en un furgón policial a un centro de detención de inmigrantes de cuya ubicación no fueron informados en ningún momento. "Nos metieron en dos celdas separadas donde estuvimos todo el tiempo incomunicados hasta que seis horas después nos devolvieron al aeropuerto y nos metieron en un avión rumbo a Madrid", resume Prado.

El artista y su traductora querían preparar un festival en Cisjordania

El Ministerio de Exteriores de España mostró el lunes su "disponibildad para recabar la cooperación de las autoridades israelíes y palestinas".

Versión israelí

La embajada de Israel en España dio ayer su versión de lo sucedido. "Todo empezó con la doble nacionalidad de ella, que se trata de un país árabe que no tiene relaciones con Israel. Durante las preguntas que le hicieron surgieron algunas cosas que tenían que ver con su estancia en Israel. Como cualquier país soberano, Israel puede decidir si deja entrar o no ciudadanos a su territorio igual que hace España", afirmó a Público un portavoz de la embajada.

Tillawi confirmó ayer que cuenta con un pasaporte jordano pero recordó que es un país que tiene plenas relaciones diplomáticas con Israel.

Prado y Tillawi estudian ahora tomar medidas legales. "Hemos ido a un país con pasaporte europeo y nos han tratado con total impunidad", dice Iván antes de concluir su relato con una frase de su amigo Leo Bassi: "Si los políticos empiezan a hacer el payaso quizás los payasos tengamos que empezar a hacer política".