Martes, 4 de Mayo de 2010

Oiarzabal dice estar "sorprendido" por la polémica

El montañero español confiesa sentirse culpable "de no se qué" porque sólo intentaba salvar la vida de  Tolo

EUROPA PRESS ·04/05/2010 - 19:35h

Ya de regreso a España, Juanito Oiarzabal  asegura estar "sorprendido de todo" por la polémica generada en torno a la muerte del alpinista mallorquín Tolo Calafat al descender de la cumbre del Annapurna. Oiarzabal criticó que "se podía haber hecho más" por salvar la vida de Calafat, apuntando a Oh Eun-Sun y sus sherpas, los que desató opiniones encontradas.

Desde Zaragoza asegura haber actuado "siempre de buena fe", de la mejor manera que ha podido y "siempre pensando en Tolo". Por otro lado reconoce sentirse culpable "de no se qué" porque tanto él como Pauner sólo intentaban salvar la vida de Tolo.

"Uno hace las cosas lo mejor que sabe, pero me pierde la boca, mi forma de expresarme, pero no ha sido en ningún momento mi intención que nadie se sintiera ofendido", añadió en respuesta a la controversia sobre si la expedición que encabezaba el montañero alavés hizo todo lo suficiente por socorrer al malogrado Tolo Calafat.

Oiarzabal llegó anoche a Zaragoza procedente de Nepal tras un largo viaje y acudió al Hospital de la MAZ, donde el médico especialista en congelaciones, Kiko Arregui, le ha sometido a un reconocimiento médico y las curas de baños de agua caliente en los pies. Además, le han diagnosticado una infección en el pie derecho y un principio de congelación, que es lo que le suele ocurrir tras una expedición "y más aún tras las amputaciones" de anteriores expediciones.

En rueda de prensa, tumbado en la cama de la MAZ, Oiarzabal relató que en ningún momento ha "acosado a nadie" en los 40 años de subidas al Himalaya. "Siempre he trabajado con sherpas, me siento muy ligado a ellos, valoro lo que hacen y en ningún momento he querido ofender a nadie y menos a los sherpas", en referencia a que pidió auxilio previo pago a los sherpas de la expedición de la coreana Oh Eun-Sun, que también habían hecho cima en el Annapurna, pero ellos declinaron la propuesta.

Tengo una buena relación con Oh Eun-Sun

Tampoco aceptaron cuando Oiarzabal les ofreció dinero, unos 6.000 euros, "es tan natural". "Dije vamos a ofrecer dinero. Todos se juegan la vida y los sherpas tienen un plus añadido. Tenían capacidad para subir los metros de desnivel, pero no quisieron y me agarré un rebote", señaló.

En su relato añadió que: "Yo estuve con Oh Eun-Sun en la cumbre. Tengo una buena relación con ella y con los coreanos, pero en el campo 4 le recriminé porque me parecía muy mal lo que hacía y punto", dijo para agregar que le pide disculpas si la ofendió, "que seguramente sí".

"Más no se puede hacer"

Técnicamente Tolo no está tan suelto. Le costó bajar un poco

En la subida al Annapurna, Oiarzabal llegó el primero. "Ahí vimos que técnicamente Tolo no está tan suelto. Le costó bajar un poco, por eso tenía un sherpa exclusivamente para él y no se separó de él. Bajó y se paró con el sherpa porque se le acabaron las fuerzas", explicó. El resto de la expedición continuó con el descenso y tras esperarlos dos horas y media enviaron a un sherpa porque ya no lo veían. "Más no se puede hacer", apuntó.

Al día siguiente enviaron un sherpa para intentar contactar con Tolo, pero "no pudo ser" porque con la nieve y el viento de la noche "el cuerpo de Tolo no se pudo ver".

Preguntado por si mantiene contacto con la familia del montañero mallorquín, Oiarzabal aseguró que hoy mismo ha hablado con su mujer, que está tremendamente hundida. "Le intentamos dar ánimos y transmitirle el cariño que teníamos a Tolo", indicó.

Noticias Relacionadas