Martes, 4 de Mayo de 2010

ANÁLISIS - El doblete Giro-Tour parece ser un sueño inalcanzable

Reuters ·04/05/2010 - 17:32h

Ni tan siquiera sueñes con ganar tanto el Giro de Italia como el Tour de Francia - a menos que seas Superman o Alberto Contador.

Contador, Andy Schleck y Lance Armstrong no van a competir este año en el Giro, ya que los integrantes del último pódium del Tour de Francia han optado por reservarse para la carrera por etapas más importante del mundo.

"El ciclismo en general es mucho más específico que hace 30 años", dijo el gerente de Garmin-Transitions, Jonathan Vaughters, a Reuters.

"Hace 30 años, los mejores corredores participaban en todas las carreras y, al fin y al cabo, era sólo una competición de resistencia. Si haces esto hoy en día, te enfrentarías a rivales que están frescos al 100 por ciento y sólo serías un mediocre durante toda la temporada".

"El ciclismo va por el camino de otros deportes (individuales). No estás compitiendo 120 días al año".

Muchos ciclistas corren el Giro y el Tour el mismo año, pero ellos no se puede esperar que ganen ambas carreras. "El único que se me ocurre es Alberto Contador", dijo Vaughters.

y ganó - sólo porque su equipo, el Astana, no había sido invitado al Tour de Francia debido a los escándalos por dopaje.

El año pasado, el siete veces campeón del Tour de Francia, Lance Armstrong, corrió la prueba en el año en que regresó a la competición, pero solamente por prepararse para el Tour.

GRAN CAMPEÓN

El italiano Marco Pantani fue el último corredor en lograr el doblete Giro-Tour en 1998.

"Con todas las repercusiones que puede tener ganar un Tour, es difícil para un corredor arriesgarse a perder un Tour por ganar un Giro", afirmó el gerente de Astana, Yvon Sanquier, a Reuters.

Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Stephen Roche y Miguel Indurain fueron los otros corredores que consiguieron un doblete.

"Solamente un gran campeón puede hacerlo", aseguró Sanquer. "Pero es necesario un gran líder y un gran equipo que lo respalde en esas dos carreras".

Puesto que sólo transcurre un mes entre el final del Giro y el comienzo del Tour, la recuperación supone el mayor problema.

"Puedes pensar en ello, soñar con ello, pero la organización requiere ser perfecta", explicó el gerente de Astana.

"Es extremadamente exigente, psicológica y físicamente, más que antes".

El último en intentarlo fue el ruso Denis Menchov. Logró el Giro, pero rápidamente se cayó de los favoritos en el Tour y finalizó 51º en la general.