Martes, 4 de Mayo de 2010

"Ultraintimidad" en una habitación en Roma

Julio Medem confiesa la dificultad de rodar entre cuatro paredes de su película 'Habitación en Roma'

EUROPA PRESS ·04/05/2010 - 19:06h

Las actrices protagonistas de 'Habitación en Roma'.

Julio Medem desnuda física y emocionalmente a las actrices Elena Anaya y Natasha Yarovenko y las muestra en la "ultraintimidad" en Habitación en Roma, su última película, inspirada en el filme En la cama. Esta historia de "atracción, deseo y amor entre dos mujeres" llega el próximo viernes a los cines de toda España con la "magia" que envuelve a las producciones del cineasta, quien hoy reconoció estar ante su filme "más difícil".

La cinta, que se presentó en la pasada edición del Festival de Cine Español de Málaga, y que ya está vendida en 30 países, es un encargo de la productora Morena Films a Medem, quien pese a no tener claro al principio querer hacer un 'remake' del filme chileno finalmente encontró la forma de darle una vuelta de tuerca.

Así, Medem (quien ofreció en Madrid una rueda de prensa junto a las dos actrices) pensó que la historia podría tomar forma de nuevo para la gran pantalla si la trama incluida a dos mujeres, la española Alba (Anaya) y la rusa Natasha (Yarovenko), que cruzan sus vidas en Roma, ciudad en la que vivirán una historia de "amor, deseo y atracción".

Era tentadora la idea de pasar una noche con una desconocida y la "magia" de presentar en la "ultraintimidad" a estas dos mujeres, que "aprovechan y exprimen" el tiempo que les ofrece una noche en Roma, en la que ocurrirá "algo muy intenso, que hasta les hace plantearse dejarlo todo".

Pese a que las dos mujeres (Alba es lesbiana y acaba de vivir un episodio dramático con su novia española y Natasha está a punto de casarse con su novio) aparecen en casi todo el metraje unidas física y emocionalmente, ambas están en "constante escapada" como les ocurre a muchos de los personajes de las películas de Medem.

Rodar entre cuatro paredes

Respecto a rodar entre las cuatro paredes de una habitación y con tan sólo dos actrices (en el filme también destaca la participación especial de Najwa Nimri y Enrico Lo Verso), Medem dijo que era "un reto interesante", ya que siempre tiende a utilizar "espacios naturales y elipsis en el tiempo". "Ahí empezó la búsqueda para resolver el gran reto", comentó el director, quien confesó que "nunca había hecho algo tan difícil y tan a mi contra".

Medem, quien considera que los ensayos son fundamentales para trabajar los personajes y la posterior puesta en escena, precisó que su intención no era mostrar sólo escenas de sexo en Habitación en Roma. Sí quería plasmar "la complicidad, la atracción y el arrebato" de estas dos mujeres. "Es una película fundamentalmente romántica", subrayó.

Conseguir la intimidad entre las dos actrices no fue sencillo. "Creamos una intimidad entre los tres, con mucho trabajo, y dirigiéndonos con todo el amor", recordó Anaya, actriz para la que Medem escribió el papel de Alba. "Me enamoré desde el principio de la historia", dijo agradeciendo a Medem haberle permitido "vivir un romance, una pasión, un sueño en el aire con pirueta triple sin red" y por "vivir en la ficción de que te partan el corazón".

Yarovenko, por su parte, dijo que su timidez no le impidió enfrentarse a su personaje porque "el desnudo emocional era más potente". "Julio sabe hipnotizar con la imagen, los olores y todo fue muy sutil", recordó una mujer para quien el rodaje fue "una especie de terapia". "Desde entonces me es más fácil vivir", concluyó.