Martes, 4 de Mayo de 2010

La bolsa española baja el 5,41% y acaba en el mínimo anual de 9.859 puntos

EFE ·04/05/2010 - 09:10h

EFE - El mercado de valores madrileño. EFE/Archivo

La bolsa registró hoy la segunda mayor caída del año, el 5,41 por ciento, y concluyó la sesión en el mínimo del ejercicio (9.859,10 puntos) presionada por los ataques especulativos contra los activos españoles y europeos.

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, en el que todos los valores bajaron, perdió 563,70 puntos, equivalentes al 5,41 por ciento, hasta 9.859,10 puntos, nivel similar al registrado a mediados de julio pasado. Las pérdidas anuales aumentan al 17,43 por ciento.

Entre las principales plazas europeas y mientras el euro se negociaba a 1,303 dólares, Milán bajó el 4,7 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 3,79 por ciento; París, el 3,64 por ciento; Fráncfort, el 2,6 por ciento, y Londres, el 2,56 por ciento.

La subida del 1,3 por ciento de Wall Street el día anterior no impidió que el mercado nacional abriera con pequeñas pérdidas, que le permitían situarse alrededor de 10.400 puntos.

Poco tiempo después, ignorante del descenso del paro en abril en 24.200 personas en España, el mercado nacional iniciaba una bajaba que le llevaría hasta el nivel de 10.000 puntos antes de la apertura de Wall Street.

Entre los desencadenantes de este retroceso del 5 por ciento se encontraban los comentarios de la agencia de calificación de riesgo Moody's y de Alemania sobre la situación griega, su posible extensión a otros países y el aumento de los cálculos sobre los requerimientos de fondos que necesita el país heleno.

La caída de la bolsa coincidía con un descenso, que fue acentuándose a medida que transcurría el día, de la cotización del petróleo Brent, que empezaba el día en 89 dólares y se situaba cerca de 86 dólares al cierre.

La bajada de las bolsas europeas y el recorte del precio de los activos europeos era correlativo con el tipo de cambio del euro, que en esta sesión cayó de 1,32 a 1,30 dólares.

Mientras acentuaba su caída, el mercado ignoraba el aumento del 0,9 por ciento de la producción industrial en la zona euro en marzo y el mantenimiento de la calificación crediticia española por Fitch en "AAA".

La buena acogida dada a los resultados de las farmacéuticas Merck y Pfizer no sirvió para que Wall Street abriera con pérdidas y se alejara de los máximos del ejercicio que andaba rondando en los últimos días.

Así, la caída de la bolsa española se acentuó después de la apertura a la baja de Wall Street, que perdía la cota de 11.000 puntos y bajaba alrededor del 1 por ciento, lo que elevó el descenso del mercado nacional hasta el 5 por ciento y le llevó al mínimo anual durante la sesión de 9.896,80 puntos.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, desmentía que se fuera a pedir ayuda a la Unión Europea, lo que intentaba anular los rumores de que España necesitara fondos por un importe superior a 200.000 millones de euros (unos 260.000 millones de dólares), pero que no servía para frenar la bajada.

La subida del 1,3 por ciento de los pedidos de fábrica estadounidenses en marzo tampoco impedía la caída de Wall Street, el 2 por ciento al cierre nacional, y la bolsa cerraba cerca de los mínimos del día y del año durante la sesión (9.812,80 puntos).

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 7,59 por ciento; Banco Santander, el 7,08 por ciento; Iberdrola, el 5,94 por ciento; Repsol, el 4,4 por ciento, y Telefónica, el 3,75 por ciento.

Sacyr encabezó las pérdidas del Ibex con un retroceso del 10,15 por ciento; Telecinco bajó el 8,41 por ciento, seguida de BBVA y de Banco Popular, con un descenso del 7,34 por ciento, mientras que Gamesa perdió el 7,15 por ciento; Acciona, el 7,12 por ciento, y a continuación se situó el Banco Santander.

Con pérdidas superiores al 6 por ciento acabaron OHL, Abengoa y Ferrovial, mientras que cayeron más del 5 por ciento Iberdrola, FCC y Mapfre.

Las menores pérdidas correspondieron a Ebro Puleva, que acabó con una caída del 1,77 por ciento, seguida de Bolsas y Mercados Españoles, que cayó el 1,87 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída del 11,93 por ciento de Antena 3, en tanto que de las ocho empresas que subieron, la mayor correspondió a Bodegas Riojana, con un alza del 7,2 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía nueve centésimas y se situaba en el 4,11 por ciento, en tanto que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 9.370 millones de euros (más de 12.000 millones de dólares), de los que algo menos de 4.800 (unos 6.250) procedieron de operaciones efectuadas por inversores institucionales.