Martes, 4 de Mayo de 2010

Las órdenes médicas electrónicas salvan vidas: estudio

Reuters ·04/05/2010 - 15:46h

Por Frederik Joelving

Los médicos de un hospital pediátrico en California hallaron la primera evidencia de que el uso de un sistema electrónico para comunicar sus órdenes salva vidas.

Tras su instalación en el 2007, en el hospital disminuyó un 20 por ciento la mortalidad, es decir, hubo 36 muertes menos en un año y medio.

"Es la tasa más baja registrada en un hospital pediátrico", dijo el doctor Chris Longhurst, de la Stanford University y el Hospital de Niños Lucile Packard, en Palo Alto, California. Los resultados aparecieron en la revista Pediatrics.

"Esto plantea la pregunta de cuántas vidas podrían salvarse a nivel nacional", agregó.

En 1999, un informe del Instituto de Medicina le atribuyó al error médico entre 44.000 y 98.000 muertes anuales en Estados Unidos. Desde entonces, muchos hospitales instalaron un sistema computarizado de transmisión de órdenes médicas llamado CPOE para reducir la mortalidad.

Ese tipo de sistemas permiten a los médicos enviar recetas a los farmacéuticos sin demora y sin que ellos tengan que descifrar la confusa letra del médico.

"Lo que demoraba 40 minutos, ahora tarda 20", dijo Longhurst a Reuters Health.

Aunque cerca de tres de cada 10 hospitales en Estados Unidos utilizan el CPOE, hasta ahora ninguno había podido demostrar una reducción de la mortalidad. En el 2005, un hospital en Pittsburgh reportó un aumento de la mortalidad pediátrica luego de instalar el sistema.

"Hubo un par de estudios previos con un enfoque similar que hallaron un resultado opuesto" al del nuevo estudio, dijo Nir Menachemi, experto en tecnología y políticas de la información de salud de la University of Alabama, en Birmingham.

El debate sobre si el CPOE funciona según lo esperado se mantiene, señaló. "Sería tonto pensar que cualquier estudio terminaría la discusión", agregó.

Según Longhurst, lo que diferencia al Hospital de Niños Packard es lo bien que allí se planificó e implementó el CPOE. El establecimiento, cuyo presupuesto es de entre 600 y 700 millones de dólares, invirtió unos 50 millones en el proyecto informó.

"Identificamos algunos ahorros, pero no podría decir que ahorramos dinero", agregó.

Sin embargo, se salvaron vidas. Al analizar los datos de ocho años, el equipo halló que la mortalidad había disminuido de poco más de una muerte por cada 100 altas hospitalarias a 0,7 con el uso del CPOE.

El sistema también ayudó a los médicos a evitar algunos procedimientos innecesarios, como las transfusiones de sangre, que, según Longhurst, el hospital había sobreutilizado.

Si bien es difícil probar que el CPOE es directamente responsable de la disminución de la mortalidad -algo que pudo deberse a otras mejoras implementadas en el mismo período-, el equipo hizo lo mejor que pudo para controlar esos factores.

FUENTE: Pediatrics, online 3 de mayo del 2010.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad