Martes, 4 de Mayo de 2010

Zapatero propone recortar energía en vez de trabajadores frente a la crisis

EFE ·04/05/2010 - 16:29h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, da una rueda de prensa junto al secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, tras la reunión mantenida en la sede de la OTAN en Bruselas (Bélgica).

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió hoy una política de ahorro energético para incrementar la competitividad económica y propuso una nueva cultura empresarial que, al realizar ajustes frente a la crisis, piense en recortar energía en vez de trabajadores.

Zapatero, presidente de turno de la Unión Europea (UE), intervino en el Parlamento Europeo (PE) en la ceremonia inaugural del "Pacto de los Alcaldes", una alianza de más de 1.500 municipios (unos 600 españoles) comprometidos a luchar contra el cambio climático.

Según apuntó, en los últimos diez años la dependencia energética de la UE con el exterior ha pasado del 44 al 53 por ciento, nueve puntos que se traducen en 67.000 millones de euros transferidos a terceros países productores de energía y que equivalen a todos los recursos públicos que se dedican a la I+D+i.

A su juicio, es un dato "abrumador" que demuestra que ahorrando energía se ganará competitividad y se podrá dedicar más recursos a la innovación.

En este contexto, y ante la grave crisis económica, propuso que cuando se hable de recortes se piense antes en los costes energéticos que en los laborales.

A su juicio, se trata de una medida que en la mayoría de los casos no supone esfuerzos o sacrificios, sino "una nueva cultura, una nueva actitud" para muchas empresas.

Junto a su apuesta por el ahorro, Rodríguez Zapatero ratificó su compromiso con las energías renovables y con un nuevo modelo "más democrático" de generación y distribución.

A su entender, más democracia supone descentralizar, repartir el poder que hasta ahora estaba en manos de muy pocas empresas y ampliar el número de productores de energía, objetivo que se consigue impulsando las renovables.

Reconoció que apoyar su desarrollo tiene un coste, pero se mostró convencido de que hay que ayudar a estas empresas como "una inversión para el futuro", para que la producción de renovables sea rentable.

Para Zapatero, ahorrar energía y fomentar las fuentes alternativas son dos de los grandes pilares de la recuperación económica, una tarea compartida por todas las administraciones y, en especial, de los alcaldes.

"Se decide si hacemos una Europa que lidere la eficiencia energética o que ignore el coste energético y sus consecuencias para la economía", manifestó Zapatero, quien defendió también la necesidad de fomentar las interconexiones eléctricas entre los países europeos para limitar la dependencia del exterior.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad