Martes, 4 de Mayo de 2010

Obama afirma que "EEUU no vivirá aterrorizado"

El FBI captura en el aeropuerto de Nueva York a un sospechoso que confiesa su implicación

ANTONIO LAFUENTE ·04/05/2010 - 15:07h

Fotografía del detenido que publica la cadena CNN.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que el país "no vivirá aterrorizado" ni "será intimidado" por los terroristas tras confirmarse que el atentado frustrado del sábado en la neoyorquina plaza de Times Square fue un acto de terrorismo.

La confirmación de que el intento de ataque se inscribía en "una trama terrorista" fue hecha por el fiscal general, Eric Holder, y la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano. Ambos explicaron en rueda de prensa que el ciudadano estadounidense de origen paquistaní Faisal Shahzad, detenido el lunes por el FBI en Nueva York a bordo de un avión que estaba a punto de despegar con destino a Dubai, había confesado su participación en los hechos. Añadieron que "será acusado tanto de terrorismo como de posesión de armas de destrucción masiva."

Ni Holder ni Napolitano dijeron si Shahzad actuaba solo o dentro de la célula de algún grupo terrorista, si bien Obama confirmó que el FBI investiga la posible vinculación del sospechoso con el terrorismo internacional.

"El pueblo estadounidense puede estar seguro de que el FBI y sus colaboradores en este proceso tienen todas las herramientas y la experiencia que necesitan para saber todo lo que podamos. Ello incluye si hay alguna conexión de este individuo con grupos terroristas. También incluye recoger información crítica para desbaratar futuros ataques", dijo Obama.

"Está colaborando"

Shahzad, propietario de un vehículo todoterreno que había sido cargado con fuegos artificiales y bombonas de gas para estallar el sábado por la tarde en uno de los puntos más concurridos de Nueva York, está "colaborando y dando información importante" sobre el atentado, afirmó Holder. Sin embargo, el fiscal general explicó que la investigación estaba en curso y por ello se negó a revelar detalles sobre la posible existencia de cómplices y, en caso positivo, si estos están dentro o fuera de EEUU.

Obama, Holder y Napolitano agradecieron a las fuerzas de seguridad y a los servicios de inteligencia la rápida detención de Shahzad y explicaron que el arresto se produjo gracias al trabajo coordinado de todos los departamentos y agencias de seguridad estadounidenses.

Pero también, según uno de los agentes que participa en la investigación, el veloz arresto se produjo gracias a que Shahzad confiaba en que el fuego borraría sus huellas de la furgoneta y cualquier otra pista que pudiera conducir al descubrimiento de su identidad. "Dejó en la furgoneta más pistas que un tipo que entra a un banco a robar sin máscara. Ese tío se dejó todo salvo su cartera", aseguró.

Shahzad regresó a EEUU en febrero tras permanecer varios meses en su país natal. Allí, según informaciones procedentes de Pakistán, pasó bastante tiempo en la ciudad de Peshawar. El detenido admitió durante los interrogatorios que fue entrenado en la región paquistaní de Waziristán, donde se cree que se esconde Osama bin Laden.

Organizaciones progresistas como la Center for American Progress creen que el atentado frustrado es precisamente "una reacción desesperada al aumento de presión de Washington contra los insurgentes talibanes" y la red terrorista de Al Qaeda.

Noticias Relacionadas