Martes, 4 de Mayo de 2010

Los carmelitas denuncian un presunto caso de pedofilia en España

Reuters ·04/05/2010 - 12:46h

La orden de los Carmelitas Descalzos ha puesto en conocimiento de la justicia un presunto caso de pedofilia cometido por un fraile de esta congregación en Castellón, un hecho que fue calificado el martes de "inadmisible" por el obispo de la diócesis provincial.

"El Obispo muestra su consternación por los hechos denunciados que, de ser veraces, son inadmisibles en la Iglesia y en la sociedad. Asimismo, se une al dolor de la víctima, de sus padres y la familia, y les pide perdón", dijo el comunicado del obispado de Segorbe-Castellón.

"Un solo caso de abuso por parte de un sacerdote es inaceptable", agregó.

Según el comunicado, los carmelitas informaron el lunes de los hechos al obispo de la diócesis, Casimiro López, así como de las medidas que la congregación pensaba tomar en el ámbito eclesial, civil y judicial.

Aunque no detalló las medidas, diversos medios aseguraron que se había trasladado al fraile a un convento en el norte de España y que como medida cautelar se le ha prohibido que permanezca a solas con menores.

"Creo que es el modo correcto de actuar. Cuando uno tiene conocimiento de un delito, ponerlo en manos de las personas que lo pueden investigar y llevar a cabo las acciones pertinentes", dijo el procurador provincial de la orden de los carmelitas en Valencia, identificado como el padre Chano, en declaraciones a Radio Nacional de España.

"El problema es cuando las cosas no se saben o se descubren con años de diferencia, como ha pasado en otras congregaciones", agregó.

Varios medios informaron de que la orden trasladó la denuncia a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, aunque fuentes de la fiscalía no estuvieron inmediatamente disponibles para confirmarlo.

Durante el pasado mes han salido a la luz cientos de casos de abusos sexuales a menores en Europa y Estados Unidos por parte de sacerdotes, un escándalo que ha sacudido a la Iglesia católica.

El Papa Benedicto XVI, criticado por las víctimas por no adoptar medidas más enérgicas contra los culpables, ha asegurado que la Iglesia actuará contra los abusos.

"La Iglesia católica es la institución que ha decidido librar la batalla más clara contra los abusos sexuales de menores, comenzando desde dentro", concluyó el comunicado del obispado de Segorbe-Castellón.