Martes, 4 de Mayo de 2010

"Brown es el peor primer ministro de la historia"

Un candidato laborista vuelve a encender la campaña electoral y acusa a su líder de perder los valores del partido

DANIEL DEL PINO ·04/05/2010 - 10:40h

Gordon Brown y su mujer, Sarah, esta mañana en GMTV.

Manish Sood, candidato laborista por la circunscripción de North-West Norfolk tuvo este martes su minuto de gloria. En unas declaraciones al diario local Lynn News, calificó al primer ministro Gordon Brown como el peor de la historia. Horas después en la BBC, llegó a promocionarse como el líder del futuro.

"La inmigración se ha elevado y está creando problemas en nuestras comunidades. El país está creciendo y volviéndose más desorganizado. Los ministros están atrapados en la burcocracia y hay corrupción". Así es como ve Sood el Reino Unido de Gordon Brown, quien según él le "debe una disculpa a la reina y a todos los ciudadanos".

A dos días de las elecciones y con tanto en juego, las palabras de Sood, un desconocido en la escena política nacional, no parece que vayan a causar más daños a la ya de por sí quemada imagen de Brown. De hecho, ha provocado que muchos otros líderes laboristas hayan salido a defender a Brown diciendo que este hombre "no representa al partido".

"Brown le debe una disculpa a la reina y a todos los ciudadanos"

Sood dice que con Brown, el Gobierno ha "perdido los valores sociales y el Partido Laborista ya no es lo que era". Quizá no le falte razón, aunque la única explicación que le da a que aún siga presentándose como candidato por ellos es que "mi padre fue un hombre político con profundas convicciones laborisats, como lo soy yo".

"Si no marco diferencias, me voy"

Las críticas llegan también justo después de un gran discurso de Brown ante la asociación Uk Citizens y la participación del primer ministro en el programa matinal de GMTV. Brown dijo por primera vez esta mañana que estaría dispuesto a dejar el partido en caso de que sufra una derrota dolorosa el jueves. "Por supuesto que voy aaceptar toda mi responsabilidad si pasa cualquier cosa. Pero aún creo que hay cientos de miles de personas que aún pueden cambiar de opinión", dijo.

Por si quedaban dudas, la presentadora insistió en su pregunta a lo que Brown contestó: "No creo que esto funcione así, pero si ya no puedo marcar diferencias entonces me iré. Sarah [por su mujer] y yo nos iremos y haremos otra cosa como voluntariado social. No quiero montar un negocio. Sólo quiero hacer algo bueno para la gente".