Martes, 4 de Mayo de 2010

BP envía su primer contenedor al vertido

La compañía construye tres campanas de 65 toneladas para tapar las tres vías del escape de crudo del Golfo de México

ISABEL PIQUER ·04/05/2010 - 02:31h

La petrolera BP enviará hoy al lugar donde se hundió la plataforma Deepwater Horizon una de las tres enormes campanas de metal con las que intenta frenar el escape que, desde el pasado 20 de abril, ha vertido una cantidad indeterminada al mar y sigue aumentando de tamaño en el Golfo de México. Se trata de un contenedor de metal de unas 65 toneladas que será sumergido a 1.500 metros de profundidad desde el barco Discoverer Enterprise de la compañía, según explicó ayer Doug Suttles, jefe de operaciones de BP, durante una rueda de prensa del mando conjunto a cargo de paliar el desastre. "Esto se ha hecho antes en aguas poco profundas, pero nunca en un lugar así", advirtió. La compañía prepara otras dos grandes campanas para tapar las otras vías de escape que se han detectado. Suttles dijo que la instalación completa podría estar lista en una semana.

BP no quiere perder ni una gota de crudo. Sus campanas estarán conectadas con tuberías al barco. En él se procesará el petróleo y será enviado a tierra, detalló el responsable de la compañía. Suttles explicó que hoy esperan volver a faenar los barcos que absorben el crudo de la superficie, que no han podido trabajar debido al mal tiempo y estado de la mar, con olas de hasta cinco metros. Tampoco han tenido suerte con los nueve robots que intentan activar el sistema de seguridad que frenaría parte del escape. "A estas alturas no creemos que vaya a funcionar", lamentó. La tercera vía de ataque, perforar un pozo adicional para tapar el primario, comenzó el domingo, explicó Suttles. "Tardará dos meses, puede que tres", señaló.

La empresa empezó el domingo a perforar un pozo de alivio 

El responsable habló ayer junto a mandos de la Guardia Costera y representantes de la agencia atmosférica federal, que mostraron su confianza de tener recursos para frenar una catástrofe que la contraalmirante Mary Landry volvió a tildar de "sin precedentes".

Los expertos esperan que la gran mancha de petróleo no llegue a las costas hoy, ya que se cree que los vientos soplarán del norte, en dirección opuesta a la actual. Después volverán a soplar en dirección sureste, lo que volverá a amenazar a los estados costeros.

La imprecisión de la trayectoria de la mancha ha generalizado inquietud. "He estado en Pensacola [Florida] y estoy muy preocupado por esta basura", dijo el gobernador de Florida, el republicano Charlie Crist. "Es como un volcán submarino que no cesa de verter 200.000 galones cada día o más". Como ya hizo Luisiana, los Estados de Alabama, Florida y Misisipi solicitaron ayer la movilización de tropas de la Guardia Nacional para reforzar los dispositivos estatales.

El mal tiempo ha impedido faenar a los barcos de limpieza 

Los guardacostas tienen 93 helicópteros sobrevolando el derrame y han posicionado dos depuradoras en la principal desembocadura del Misisipi, la mayor vía para el comercio fluvial de EEUU. La refinería de Pascagoula, una de las más grandes del país, se prepara para interrumpir sus operaciones si la marea se desplaza hasta sus costas.

Claves. Los responsables de un accidente inesperado

1. British Petroleum

La cuarta multinacional del mundo es titular de la perforación con la plataforma ‘Deepwater Horizon', que había subcontratado. BP ha aceptado hacerse cargo de los costes del vertido, pero no del accidente, y ha sugerido que pudo deberse a piezas defectuosas en la plataforma. Por ahora no ha ordenado detener la actividad en ninguna de sus explotaciones que usan los mismos sistemas de perforación, según fuentes de la compañía.

2. Transocean

Es la mayor alquiladora de plataformas de perforación (incluida tripulación) del mundo. BP le alquiló ‘Deepwater Horizon' hasta 2103. El pasado 20 de abril, mientras perforaba en el campo petrolífero Macondo, una burbuja de petróleo caliente mezclado con gas reventó la nave, hundiéndola en el océano y matando a 11 personas. Fallaron todos los sistemas de seguridad, incluida una válvula submarina encargada de detener un reflujo brusco desde el pozo en caso de emergencia.

3. Halliburton

La compañía es responsable de recubrir las paredes del pozo con cemento, una práctica que ha causado hasta 19 accidentes en plataformas petrolíferas de EEUU entre 1996 y 2006, la mayoría en el Golfo de México, según un estudio del Gobierno. La empresa dice que terminó la operación 20 horas antes del accidente y que no había problemas con su estructura.

4. Cameron International

Fabricante estadounidense del sistema de seguridad contra explosiones que no funcionó.

5. Guardia costera de EEUU

Coordinó las labores de salvamento tras el accidente. Tres días después de que ocurriera dijo que no había vertido de petróleo. Al día siguiente reconoció que el pozo vertía 1.000 barriles al día. Cuatro días después el Gobierno federal quintuplicó esa cifra. 

Noticias Relacionadas