Martes, 4 de Mayo de 2010

Atenas necesita financiar otros 40.000 millones

Ningún país perderá dinero con el rescate, según los detalles del plan

DANIEL BASTEIRO ·04/05/2010 - 01:00h

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu. - bloomberg

A las grandes decisiones políticas y las cifras redondas sigue a menudo el momento de tejer una red de complejos detalles. En el caso de Grecia, a cuya economía fallida el Eurogrupo y el FMI enviarán 110.000 euros en los próximos tres años, la letra pequeñaes crucial. Fuentes comunitarias aseguraron ayer que el rescate cubrirá sólo una parte de las necesidades de refinanciación de la deuda griega. El Gobierno de Atenas tendrá que recurrir a los mercados para reunir 40.000 millones de euros adicionales.

Según técnicos presentes en las negociaciones del programa de reformas, el crédito concedido a Grecia no será suficiente para cubrir las necesidades de financiación del país en los próximos años, estimadas en 150.000 millones de euros. Pero según Bruselas, el apoyo del Eurogrupo y el FMI provocará una apertura en los mercados que permitirá a Grecia plantearse la posibilidad de volver a recurrir a su financiación "a finales de 2011". Que los mercados relajen su precio prohibitivo no enterrará el rescate multimillonario, sino que los dos convivirán hasta finales de 2013. "Queremos estar ahí como alternativa y para que Grecia continúe su programa de reformas"; es decir, como una especie de salvavidas por si la especulación arrecia de nuevo.

A las duras condiciones impuestas a Grecia, que incluyen un recorte presupuestario de 30.000 millones, el Eurogrupo ha incorporado un sistema de revisión trimestral. En esta evaluación continua, los países del euro revisarán los informes de seguimiento del plan de reformas encargados a la Comisión y el BCE. De que Grecia cumpla con su parte del trato dependerá que la zona del euro cumpla con la suya. "No hemos firmado un cheque en blanco", advirtió ayer un experto comunitario, consciente de que en la Grecia de la última década llueve sobre mojado. "Ningún inversor pone todo el dinero a la vez", añadió. El Eurogrupo enviará el dinero en distintos tramos, y la aprobación de cada entrega dependerá de estas evaluaciones trimestrales y del calendario de refinanciación de Atenas, aseguraron las mismas fuentes.

Por otra parte, el acuerdo logrado el domingo incluye un mecanismo de solidaridad con los países del Eurogrupo con más problemas de refinanciación. De los 16 miembros de la unión monetaria, todos menos Grecia participan en el rescate, en función de su peso en el BCE. Sin embargo, países con baja calificación o bajo la amenaza de los especuladores podrían acabar perdiendo dinero por ayudar a Grecia a costa de agravar más sus propios problemas. Es el probable caso de Portugal, según Bruselas, que en el momento de realizar el préstamo podría tener que pagar más del 5% de interés exigido a Grecia. En ese caso, el Eurogrupo compensará con los beneficios de los países más desahogados a los países que registren pérdidas netas, aseguraron ayer técnicos comunitarios.

Por otra parte, el programa acordado con Grecia no contiene "ninguna exigencia formal" a los bancos de la zona del euro para que se hagan cargo de parte de la deuda griega. La propuesta, inspirada por Alemania, será "voluntaria para las entidades", que "esperamos que revisen sus cautelas" hacia los títulos de la deuda griega.