Martes, 4 de Mayo de 2010

Clegg llama arrogante al líder de los 'tories'

Los conservadores anuncian que no tienen planes de gobernar con los liberales

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·04/05/2010 - 08:00h

El líder conservador David Cameron se prepara ayer para dar un discurso a la organización Citizens UK en Londres. - CARL DE SOUZA / AFP

Los planes anunciados por David Cameron para sus seis primeros meses como primer ministro ya han recibido la rápida respuesta de laboristas y liberales demócratas. Ante una posible victoria sin mayoría absoluta, los tories intentan presentar su triunfo como algo inevitable con la ayuda de la prensa conservadora. Los datos de los sondeos aún no convalidan esa intención.

Nick Clegg llamó ayer arrogante a Cameron por dar por hecho que está a punto de entrar en Downing Street: "Es de una arrogancia inaudita que diga que tiene de alguna manera el derecho a gobernar, no importa lo que diga la gente el jueves. Hay que ganarse el poder en una democracia, no heredarlo".

Los sondeos no garantizan un gobierno de los conservadores

Los liberales demostraron ayer que son el partido de moda al hacer pública la lista de celebridades que les apoya, la mayoría de ellas decepcionadas con los laboristas: los actores Colin Firth y Daniel Radcliffe (protagonista de las películas de Harry Potter), el científico Richard Dawkins, célebre por todas sus batallas contra la Iglesia, y la activista de los derechos humanos Bianca Jagger.

El líder liberal visitó la circunscripción de Streatham, al sur de Londres, un escaño que su partido aspira a arrebatar a los laboristas. Esta es una pelea a tres bandas muy difícil de pronosticar para los sondeos. Incluso si los conservadores consiguen quedarse con decenas de escaños laboristas, pueden fracasar en sus duelos con los liberales en otras zonas.

Los laboristas mantienen la esperanza de que las encuestas no se equivoquen en su estimación de que una cada tres personas admite que aún podrían cambiar su sentido del voto, un ejemplo claro de que las alternativas no les satisfacen demasiado.

Los actores Colin Firth y Daniel Radcliffe dan su apoyo a Nick Clegg

Por eso, el ministro laborista Peter Mandelson incidió ayer en la misma crítica a los conservadores realizada por Nick Clegg: "Cameron está desesperado por dar la impresión de que su victoria está asegurada y que sólo resta contar los votos tories".

Con la intención de descartar por completo cualquier idea de Gobierno de coalición, los conservadores filtraron ayer al Daily Tele-graph su negativa a pactar con los liberales. "No necesitamos una coalición si los unionistas (los partidos protestantes del Ulster) nos prestan su apoyo en las leyes más importantes de la legislatura", dijo al periódico una fuente cercana a Cameron.

Encuestas confusas

La última encuesta de You-Gov dio ayer siete puntos de ventaja de los tories (35%) sobre laboristas (28%) y liberales (28%). Otra encuesta reducía la diferencia a cinco puntos.

Sin embargo, ayer era festivo, como suele serlo el primer lunes de mayo en Reino Unido, y el trabajo de campo de los sondeos en este puente puede arrojar resultados contradictorios. De hecho, es lo que ocurrió en las elecciones de 2005, cuando los sondeos del fin de semana presentaban una victoria laborista mucho mayor de la que al final se produjo.

Cameron insiste a sus partidarios en que la victoria no está garantizada y que sólo vale la mayoría absoluta. "Hay mucho por hacer. Nunca ha habido ni un gramo de complacencia en mi cuerpo y no lo hay ahora", dijo en la localidad costera de Black-pool. Para conseguir su objetivo, hará campaña durante 24 horas seguidas desde la noche de hoy hasta la del miércoles. Es de suponer que se desplazará en un avión privado para poder dormir en los trayectos.

Noticias Relacionadas