Martes, 4 de Mayo de 2010

El Mundial inquieta a Abidal

El galo no tiene todavía el alta médica, aunque ha aparecido y desaparecido de las convocatorias en los últimos partidos

R. V. ·04/05/2010 - 08:00h

Abidal.

"Xavi quiere ir al mundial y yo quiero que vaya, y si creo que jugando se lo va a perder, no va a jugar. No quiero que Xavi se lesione, él me dice que puede jugar y juega. ¿Se puede romper? Sí, como los 30 internacionales que va a llamar el seleccionador y que, a estas alturas de la temporada, juegan con molestias en sus equipos".

En el vestuario del Barça, Pep Guardiola se encuentra estos días con dos jugadores que viven y asumen sus lesiones de forma dispar. Ambos tienen el mundial en la cabeza, pero mientras Xavi, con una pequeña rotura de fibras en el sóleo de la pierna izquierda, admite el riesgo de jugar renqueante, a Abidal le aterra la posibilidad recaer de sus problemas en un aductor y perderse la cita de Suráfrica.

"No acaba de hacer limpio, nota un poco de dolor en el momento del golpeo", señala Guardiola sobre el estado físico del francés, cuyo concurso hoy ante el Tenerife parece complicado. El galo no tiene todavía el alta médica, aunque ha aparecido y desaparecido de las convocatorias en los últimos partidos. Los doctores creen que está a punto para reaparecer, pero mentalmente "tiene la cabeza en otro sitio", puntualizan desde el vestuario azulgrana.

Durante el duelo de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Arsenal el 6 de abril, el zaguero, subcampeón con Francia en la Copa del Mundo de 2006, recayó de una delicada lesión en un aductor que sufrió en febrero durante un entrenamiento. Ahora, le falta confianza para volver a jugar. En Liga, esta temporada, Abidal, que comenzó el campeonato pletórico, en un estado de forma fabuloso, sólo ha disputado 15 de los 35 partidos que ha jugado el Barcelona.

"Cada uno conoce su situación, lo que le duele y cómo debe actuar. Xavi es un jugador muy importante para nosotros, con un sentimiento muy especial", apuntó ayer Iniesta, quien, todavía convaleciente de una lesión muscular, cree que podrá disputar algunos minutos con el Barça esta temporada.

El manchego encara más animado la recta final de su recuperación y, ayer, incluso bromeó cuando le preguntaron si había seguido el partido entre Madrid y Osasuna. "No, vi una película", respondió. Y, cuestionado sobre si el film era más entretenido que el partido, añadió: "No, la película también era mala". El que seguro llegará fresco al mundial es Henry, con el que Guardiola no cuenta. El técnico defendió ayer que el francés no es un "jeta".