Lunes, 3 de Mayo de 2010

Un sondeo apunta a un ajustado triunfo conservador en R.Unido

Reuters ·03/05/2010 - 20:22h

El Partido Conservador británico está ganando terreno en escaños clave del Parlamento y podría asegurarse una estrecha pero suficiente victoria en las elecciones del jueves, según una encuesta publicada el lunes.

La encuesta final Reuters/Ipsos MORI, que encuesta a los votantes que viven en los distritos electorales que ahora son del Partido laborista y que necesitan los Conservadores para lograr una mayoría, muestra que el apoyo a los partidos está muy igualado.

Eso supone un siete por ciento de cambio de respaldo de los laboristas a los conservadores frente a los comicios de 2005, y podría bastar para dar a los conservadores la mayoría de los 650 escaños del Parlamento.

"Estos hallazgos muestran a los conservadores al borde de conseguir escaños suficientes para asegurarse la más estrecha de las mayorías", indicó Roger Mortimore, responsable de investigación política y electoral en Ipsos MORI.

Sin embargo, indicó que con un tercio de los votantes que aún podría cambiar de opinión, también son posibles una victoria conservadora más cómoda o los primeros resultados inconcluyentes desde 1974.

El sondeo indicó que la mayoría conservadora podría ser incluso de dos escaños, lo que supondría que en ocasiones el partido de centro derecha podría necesitar el apoyo de formaciones menores como los unionistas probritánicos de Irlanda del Norte para proteger sus victorias en votaciones difíciles.

Los laboristas, que gobiernan desde 1997, enviaran una carta el miércoles a 850.000 votantes en más de 100 distritos cuyos escaños controlan ahora, instando a los que se estén planteando votar por los liberales demócratas a no dividir el voto contra los conservadores.

El Partido Laborista ha acudido a Tony Blair, el predecesor del primer ministro, Gordon Brown, por segunda vez en una semana. Blair, que está haciendo campaña en el centro del país, dijo a sus partidarios que las políticas de los Liberales Demócratas son "tonterías".

SPRINT FINAL

El líder de los conservadores, David Cameron, dijo llevar la delantera tras una buena actuación en el debate entre líderes de partidos, que se celebró la semana pasada y se emitió por televisión.

Sin embargo, encuestas publicadas el lunes indicaron que la ventaja de su formación había retrocedido hasta los cinco puntos porcentuales -la mitad de lo que tenían el fin de semana- y sugirieron que tanto los conservadores como los laboristas liderados por Brown podrían hacerse con la mayoría parlamentaria.

Cameron reconoció en el pueblo costero de Blackpool, en el norte de Inglaterra, que millones de británicos no han decidido a quién votar. Prometió hacer campaña por las noches esta semana para intentar ganarse a los indecisos.

"Estas elecciones todavía no estan ganadas, pero si salimos ahí fuera, podemos ganar, y utilizo las palabras 'podemos ganar', nunca la palabra 'ganaremos'", afirmó.

Los vericuetos del sistema electoral británico, donde los escaños se deciden meramente por los resultados de distrito y no en proporción al mayor número de votos, significan que los laboristas podrían ser terceros en voto popular pero aún así seguir siendo el bloque mayoritario.

La carrera electoral sigue bastante abierta tras el importante respaldo logrado por los liberales-demócratas, tradicionalmente el tercer partido del país, cuyo telegénico líder, Nick Clegg, ha desafiado la apuesta de Cameron de ser el candidato del cambio.