Lunes, 3 de Mayo de 2010

La libertad de prensa, cada vez más amenazada

Este año ya han sido asesinados nueve periodistas y 168 más están encarcelados

A. G. ·03/05/2010 - 22:00h

Acto organizado ayer en París por RSF.

"El panorama de la libertad de prensa a día de hoy es desolador". Estas palabras de la presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en España, María Dolores Masana, reflejan el sentir de todos aquellos que se ocupan de preservar la libertad de información en el mundo, cada vez más amenazada en sus distintos soportes. Sólo en 2010 han sido asesinados nueve periodistas y 168 están encarcelados por su trabajo, sin contar con los 120 ciberdisidentes también entre rejas por denunciar los abusos del poder.

Coincidiendo con el Día de la Libertad de Prensa, RSF hizo pública hoy la lista de los principales 40 "predadores" que amenazan a la prensa, entre los que destacan líderes como los presidentes de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y de China, Hu Jintao. Un año más, vuelve a aparecer la banda terrorista ETA, causante de que España figure en tan onerosa clasificación junto a estados como Eritrea, Gambia, Somalia, Colombia o Corea del Norte. "ETA es una lacra que nos mantiene en ese ominoso lugar, muy lejos del resto de países de la UE", dijo Masana. Pero España no es el único país occidental incluido en la lista, donde también figura Italia, cuyo primer ministro, Silvio Berlusconi, está "muy lejos de apoyar" a quienes denuncian la actividad de la mafia, según RSF.

Al mismo tiempo, Masana denunció que la libertad de información "se está cercenando cada vez más en Internet", donde se librará la batalla en el futuro, y puso como ejemplos de amenazas la llamada ley Sinde o el paquete Telecom de la UE.

Sensibilidad de "calabaza"

Por su parte, el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, lamentó que sus cartas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la libertad de prensa en Cuba no hayan tenido contestación y consideró que la sensibilidad del jefe del Ejecutivo español sobre estos temas es "la de una calabaza".