Lunes, 3 de Mayo de 2010

Un ejecutivo de BP llega a Washington para dejar claro que pagarán los costes

EFE ·03/05/2010 - 12:57h

EFE - En la imagen del pasado domingo, la marea en una playa de bay St. Louis, Misisipi, EE.UU.

El consejero delegado de British Petroleum, Tony Hayward, llegó hoy a Washington para dejar claro ante funcionarios y legisladores que la empresa está comprometida a pagar por los daños causados por una explosión en una plataforma petrolera en el Golfo de México.

"Asumimos total responsabilidad por el derrame y lo limpiaremos, y si la gente presenta reclamaciones legítimas por daños, las honraremos", aseguró Hayward en un comunicado emitido hoy en Londres.

Esas mismas palabras las repitió a su llegada a Estados Unidos. "Pagaremos por la operación de limpieza; no hay duda de eso. Es nuestra responsabilidad y la aceptamos plenamente", dijo a la radio pública NPR.

Agregó que la empresa también responderá a los reclamos "legítimos" sobre los daños causados por el crudo derramado al Golfo de México desde la explosión del pasado 20 de abril. Según las autoridades, cada día se derrama a las aguas del Golfo el equivalente a 5.000 barriles de crudo.

Hayward tiene previsto reunirse hoy en Washington con autoridades del Gobierno federal y líderes del Congreso.

Hasta ahora, los esfuerzos para sellar el pozo y controlar el derrame de petróleo tras la explosión de la plataforma no han tenido éxito, aunque el grueso del vertido aún no ha llegado a las costas del estado de Luisiana.

Según BP, la empresa está gastando unos seis millones de dólares a diario para responder a los esfuerzos de limpieza, cifra que no incluirá la factura por el despliegue de la Guardia Nacional y de equipos de expertos de la Agencia para la Protección Ambiental.

La plataforma de exploración petrolera "Deepwater Horizon" pertenece a Transocean, si bien BP tenía una un contrato de concesión.

Las autoridades han impuesto una veda a la pesca por al menos diez días en partes de la zona del Golfo de México. Se calcula que la industria pesquera en el área aporta alrededor de 2.400 millones de dólares a la economía regional.

El vertido de crudo ha ensombrecido tanto las celebraciones por el comienzo de la temporada de pesca de camarones como la toma de posesión, prevista para hoy, del nuevo alcalde de Nueva Orleans (Luisiana), Mitch Landrieu.

Las acciones de BP caían hoy un 8,51 por ciento en la Bolsa de Nueva York en una sesión en la que las compañías energéticas perdían en su conjunto un 1,10 por ciento.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad