Lunes, 3 de Mayo de 2010

China vigila a las "fuerzas hostiles extranjeras" en Internet

Reuters ·03/05/2010 - 17:23h

El regulador de medios de China prometió fuertes sanciones contra los delitos online y fortaleció la vigilancia para evitar que "fuerzas hostiles extranjeras se infiltren a través de Internet", dijo el lunes la prensa estatal.

Wang Chen, jefe de la Oficina de Información del Consejo de Estado, dijo el viernes que el país intensificaría la represión a los delitos online como parte de una campaña en vigor que dijo anotó más de 5.510 sospechosos el año pasado.

La agencia de noticias Xinhua se hizo eco sus declaraciones dentro de una publicación sobre una red de drogas online el lunes.

Wang declaró que China también fortalecería la vigilancia de "información dañina" en Internet, en un intento por bloquear la expansión de información dañina del exterior en el país y por evitar que "fuerzas hostiles extranjeras se infiltren a través de Internet", indicó Xinhua.

A medida que la población de Internet en China crece a pasos agigantados, también crecen los esfuerzos gubernamentales por restringir cualquier información que pueda amenazar el mandato del Partido Comunista.

China posee actualmente 404 millones de usuarios de Internet, contando 346 millones que usan banda ancha y 233 millones que usan teléfonos móviles, citó Xinhua a Wang.

El año pasado, el país comenzó una campaña de tres fases para endurecer los controles de Internet y reducir la capacidad de los ciudadanos para operar anónimamente en la Red. La campaña fue presentada a la población como un esfuerzo para combatir la pornografía.

Desde el año pasado, la campaña ha bloqueado un número de sitios de redes sociales extranjeros, como Facebook, YouTube y Twitter.

Los reguladores sostienen una vigilancia estricta en sitios dirigidos a minorías étnicas, particularmente tibetanos, uigures y mongoles, que poseen activas comunidades en el exilio y poblaciones domésticas que chocan con el mandato de Pekín y las políticas que benefician a la mayoría Han.

Los fraudes por Internet, el aumento de los virus y el pirateo informático también son un problema para China, ya que los usuarios que recién entran en Internet suelen ser más confiados de sitios desconocidos y las peticiones de información.