Lunes, 3 de Mayo de 2010

Los partidos británicos, aún muy cerca en la semana electoral

Reuters ·03/05/2010 - 10:47h

Los sondeos de opinión indicaron el lunes que Reino Unido seguía camino de votar un Parlamento sin mayoría absoluta, lo que elevaba la perspectiva de que se dé el extraño caso de un gobierno de coalición o en minoría tras los comicios del jueves.

David Cameron, líder de los conservadores, parece haber mejorado en la carrera electoral tras una buena actuación en el debate televisivo de la semana pasada.

la mitad de su ventaja durante el fin de semana - y sugirieron que tanto los conservadores como el Partido Laborista del primer ministro Gordon Brown podrían ganar.

Los vericuetos del sistema electoral británico, donde los escaños se deciden meramente por los resultados de distrito y no en proporción al mayor número de votos, significan que los laboristas podrían ser terceros en voto popular pero aún así seguir siendo el bloque mayoritario.

La carrera electoral sigue bastante abierta tras el importante respaldo logrado por los liberales-demócratas, tradicionalmente el tercer partido del país, cuyo telegénico líder, Nick Clegg, ha desafiado la apuesta de Cameron de ser el candidato del cambio.

AGUAS TENEBROSAS

Si los sondeos se confirman el jueves, se produciría una situación con un Parlamento sin mayoría absoluta, algo que no se da en Reino Unido desde 1974.

Lo que ocurra después es pura especulación.

La incertidumbre podría afectar a los mercados, que quieren acciones rápidas para hacer frente a un déficit presupuestario que supera el 11 por ciento del PIB, aunque los mercados de divisas ya han asumido las perspectiva de un parlamento en minoría.

El sondeo de ICM/Guardian del lunes dio a los conservadores un 33 por ciento de los votos, cinco puntos por delante de laboralistas y liberales-demócratas, siendo los conservadores el partido con más presencia en el parlamento.

La encuesta diaria de YouGov/Sun coloca a los conservadores con el 34 por ciento, a los liberales-demócratas con el 29 por ciento y a los laboristas con el 28 por ciento, esta vez siendo los laboristas el grupo mayoritario.

Las directrices gubernamentales publicadas en febrero dicen que, en el caso de un Parlamento sin mayoría, la administración en funciones puede hacer el primer intento de ver si puede hacerse con la confianza de la cámara baja, la Cámara de los Comunes.

Eso casi seguramente exigiría un acuerdo entre los liberales-demócratas y los laboristas. Sin embargo, Clegg ha indicado que sería reacio a trabajar con Brown como líder laborista.

Otro escenario sería que Cameron dirigiera un gobierno de minorías, desafiando a la oposición a rechazar su presupuesto y formar otras elecciones no deseadas.