Lunes, 3 de Mayo de 2010

El Papa visita la Sábana Santa en Turín

Reuters ·03/05/2010 - 09:01h

El Papa Benedicto XVI, en un respiro del escándalo sobre abusos sexuales que ha sacudido a la Iglesia católica, veneró el domingo la Sábana Santa, el misterioso lienzo de Turín que algunos creen que fue la ropa de sepultura de Jesucristo.

El Papa, al final de un día de viaje a esta ciudad del norte de Italia, hizo una visita a la sala donde estará expuesto el sudario durante varios meses y con el que se espera atraer a dos millones de visitantes.

"El Sudario es un icono escrito en sangre", dijo después de visitar la sábana, que se muestra tras una vitrina de cristal en la catedral de Turín.

como un negativo fotográfico - de un hombre crucificado. Muestra la espalda y la frente de un hombre con barba y largos cabellos, con los brazos cruzados sobre el pecho y lo que parecen ser gotas de sangre en la zonas de la tela que podrían corresponderse con las muñecas, pies y costado.

Benedicto XVI dijo que el sudario representa "ese único e irrepetible momento en la Historia de la humanidad y del universo" en el que los cristianos creen que sucedió la muerte de Jesucristo y su resurrección.

También dijo que "corresponde totalmente a lo que los Evangelios dicen de Jesús".

Cuando su predecesor Juan Pablo II observó el lienzo en 1998, instó a los científicos a no desechar la tela, pero dijo que era más un poderoso recordatorio del sufrimiento de Jesús que una cuestión de fe.

La visita ofrece al Papa un descanso del escándalo de pedofilia que sacude a la Iglesia católica, por el que el sábado tuvo que tomar el control de los Legionarios de Cristo, una poderosa orden sacerdotal en crisis desde que se descubrió que su fundador había cometido abusos sexuales y que llevaba una doble vida con varias amantes.

Esta semana se reunirá con los prelados de Bélgica, donde un obispo renunció el mes pasado tras admitir que había abusado sexualmente de un niño.