Lunes, 3 de Mayo de 2010

El 'crack' de las comedias de los 100 millones

Steve Carell repite en la gran pantalla el éxito de 'The Office'

ROBERTO ARNAZ ·03/05/2010 - 08:30h

Después de pasarse la infancia y la adolescencia frente a las películas más alocadas de Mel Brooks, Peter Sellers y Woody Allen, a Steve Carell (Massachusetts, 1962) no le quedaba más opción que dedicarse a la comedia. Las cintas VHS de Bananas y El Dormilón, y los cassette de genios del humor como Bill Cosby o Steve Martin fueron sus únicos maestros.

"Imitando sus chistes conseguí asimilar sin darme cuenta los mecanismos y las estructuras de la comedia", explicó a Público Carell, quien gracias al éxito de la serie The Office se ha convertido en uno de los rostros de referencia de la factoría de la risa estadounidense.

Es parte del Frat Pack' junto a Will Ferrell, Ben Stiller, y Owen Wilson

En la gran pantalla, prácticamente todas sus comedias han sobrepasado la barrera de los 100 millones de dólares de recaudación, lo que le ha convertido en uno de los cómicos más rentables de Hollywood. Junto a Will Ferrell, Ben Stiller, Vince Vaughn, Owen Wilson, Luke Wilson y Jack Black forma el llamado Frat Pack, algo así como el Dream Team del humor americano, que no se cansan de hacer taquillazos uno detrás de otro.

La popularidad ha pillado por sorpresa a Carell, nacido de la más prolífica fábrica de comediantes del país, el teatro Second City de Chicago, de donde también salieron otros grandes como Dan Aykroid, Bill Murray o Mike Myers.

"Empecé haciendo representaciones de stand up comedy para dos o tres personas, así que ahora no puedo más que estar agradecido a este trabajo", asegura el cómico, quien confiesa haber trabajado "literalmente gratis durante muchos años" antes de saborear las mieles del éxito. Alcanzar el estatus de estrella en la meca del cine ha sido una cuestión de suerte. Todo se basa en "encontrar un director y un guionista que consigan hacerte parecer mejor actor de lo que en realidad eres", bromea.

"Empecé haciendo stand up comedy' para dos o tres personas", dice

Su última aparición en la gran pantalla, la divertida Noche Loca, llegará a España el próximo viernes con la vitola de haber desbancado a Furia de Titanes del número uno de la taquilla estadounidense el fin de semana de su estreno. Una proeza para la que ni siquiera le hizo falta caer en la moda del 3D.

Carell lo achaca a la química con su pareja en la pantalla, la también televisiva Tina Fey, protagonista de la serie Rockefeller Plaza y alter ego de la republicana Sarah Palin en el programa Saturday Night Live. "Venimos del mismo teatro en Chicago, que es como ir a la misma universidad", asegura Carell, quien en su nueva cinta forma junto a Fey un aburrido matrimonio al que una confusión durante una cena romántica les lleva a vivir la aventura de sus vidas en Nueva York, con Mark Wahlberg, James Franco, Ray Liotta y Mark Ruffalo como compañeros de fechorías.

"Fue divertido poner patas arriba la Gran Manzana", afirma la divertida pareja cinematográfica quien reconoce la veracidad del dicho que asegura que los cómicos suelen ser personas introvertidas cuando están alejados de los focos.

"En la vida real somos muy callados. Es mejor que no nos inviten a una fiesta, la estropearíamos", aseguran con una sonrisa cómplice.