Domingo, 2 de Mayo de 2010

Barroso recomienda la activación de la ayuda a Grecia tras "cumplirse" los requisitos

EFE ·02/05/2010 - 11:51h

EFE - El primer ministro heleno, Yorgos Papandréu, llega a una reunión del gabinete de Gobierno en el Parlamento, en Atenas (Grecia), hoy, 2 de mayo de 2010. El Gobierno griego ha cerrado el acuerdo sobre su plan de austeridad con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), necesario para desbloquear la ayuda financiera con la que evitar la bancarrota del país. El ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantinu, aseguró hoy que Grecia prevé ahorrar 30.000 millones, el 11% de su PIB, para reducir su déficit público por debajo del 3% en 2014.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha afirmado hoy que se han cumplido las condiciones para prestar asistencia financiera a Grecia, una vez aceptado por el Gobierno heleno un riguroso plan de ajuste, y ha recomendado "activar" el mecanismo de ayuda.

"La Comisión considera que las condiciones para responder positivamente a la petición de ayuda de Grecia se han cumplido, y recomienda que el mecanismo de asistencia a Grecia sea activado, sobre la base del acordado programa de ajuste plurianual", señaló Barroso en un comunicado.

El presidente de la CE mostró su buena acogida al plan plurianual de consolidación fiscal y reformas estructurales acordado ayer en Atenas con las autoridades helenas, y que fue preparado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y El Fondo Monetario Internacional.

Ese plan era una condición previa para acceder a los fondos internacionales de hasta 135.000 millones de euros que salven al país de la bancarrota.

Barroso se pronunció así unas horas antes de que comience en Bruselas una reunión informal de los ministros de Finanzas de la zona del euro, en la que analizarán el plan de ajuste y la eventual activación del mecanismo de ayuda financiera internacional acordado a cambio.

"El Gobierno griego, bajo el decidido liderazgo del primer ministro, (Yorgos) Papandréu, se ha comprometido con un difícil pero necesario proceso de reformas que sitúe a la economía griega en un camino sostenible y restaure la confianza", señaló.

En su opinión, las medidas aceptadas por Grecia "constituyen un paquete sólido y creíble".

Para Barroso, el mecanismo de ayudas a Grecia será "decisivo" para que su economía "vuelva por el buen camino y preservar la estabilidad de la zona del euro".

Desde su punto de vista, esa asistencia y la "base" sobre la que se asienta para poder ser proporcionada, muestran "la determinación conjunta de los miembros de la eurozona y nuestras instituciones de actuar con un espíritu de solidaridad y responsabilidad".

En abril, en la última reunión urgente, los Dieciséis se pusieron de acuerdo sobre los detalles de un "mecanismo conjunto" de asistencia financiera a Grecia, si llegaba el caso de que este país no podía obtener más crédito del mercado.

Está previsto que en el primer año se pongan a disposición de Atenas 45.000 millones de euros, de ellos 30.000 millones procedentes de préstamos bilaterales de los países de la eurozona y 15.000 millones del FMI.