Domingo, 2 de Mayo de 2010

Elías recupera el sabor de la victoria

Se sube a lo más alto en una carrera de Moto2 condicionada por un accidente múltiple en las primeras vueltas

EUROPA PRESS/PÚBLICO.ES ·02/05/2010 - 13:39h

REUTERS - Toni Elías sonríe tras lograr la victoria en el GP de España de Moto2.

Tanto sufrimiento para el español Toni Elías (Moriwaki) ha tenido en Jerez su recompensa. Ha logrado la victoria en el Gran Premio de España después de superar a base de lucha y sufrimiento su lesión de tobillo.

Elías dio una exhibición en las últimas vueltas para terminar imponiéndose al japonés Shoya Tomizawa (Suter) y al suizo Thomas Luthi (Moriwaki).

Así, el catalán, que afrontaba su segunda prueba de la categoría después de bajar desde MotoGP, suma este primer puesto al cuarto logrado en el Gran Premio de Qatar y vuelve a saborear la victoria cuatro años después desde que lo hiciera en el Cicuito de Estoril (Portugal) ante Valentino Rossi.

La carrera fue interrumpida y quedó reducida a 17 vueltas debido a un múltiple accidente sufrido por varios pilotos, entre los que estuvieron Elías y Simón, debido a restos de aceite que había dejado una moto en una curva. Aún así, los equipos tuvieron tiempo para reparar las motos y volver a pista.

En la segunda salida, Elías, Simón, Tomizawa y Kenny Noyes se colocaron en cabeza de carrera con continuos adelantamientos entre ellos, que deleitaron a los aficionados con un completísimo repertorio de pasadas.

Así, Noyes, norteamericano afincado en España, llegó a liderar la carrera en la que es su primera temporada en un Mundial, pero Elías, merced a su habilidad en las apuradas de frenada, consiguió ponerse en cabeza en las dos últimas vueltas con los adelantamientos al nipón y al helvético y superar así sus problemas en la mano.

Del resto de españoles, Sergio Gadea (Pons Kalex), que por momentos consiguió la vuelta rápida, terminó en una meritoria sexta posición y Julián Simón (RSV), vigente campeón del octavo de litro, se tuvo que conformar con la octava plaza después de 'desinflarse' en la parte final de la prueba.