Sábado, 1 de Mayo de 2010

Benedicto XVI. El Papa que puede acabar con la pederastia

J.B. ·01/05/2010 - 23:05h

Benedicto XVI sucedió a Juan Pablo II en abril de 2005. Cinco años después, se ha convertido en el Papa más cuestionado de la historia. Incluso, se le ha involucrado en dos casos de encubrimiento de abusos en su época de arzobispo de Múnich, o cuando ejercía como presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe. A Ratzinger se le atribuyen las actuales normas para afrontar estos delitos, a todas luces insuficientes.

Pese a las acusaciones, Benedicto XVI ha sido el primer Papa en la historia de la Iglesia en escribir una carta pastoral sobre los abusos (de Irlanda) y en exigir que los sacerdotes culpables respondan "ante Dios y ante la Justicia". Ratzinger se ha reunido al menos en tres ocasiones con víctimas de la pederastia entre el clero, y fue quien ordenó una investigación en profundidad sobre los Legionarios de Cristo, tras imponer silencio a Maciel antes de morir. La decisión final sobre la congregación servirá para saber si este Papa será quien limpie la Iglesia de pederastas o si sus intentos se quedarán en agua de borrajas. Todo parece indicar que la solución al caso Maciel será ejemplarizante, cuando la confianza en la institución cae a mínimos históricos.Durante su pasado viaje a Malta, Benedicto XVI se comprometió ante las víctimas a ir hasta el fondo en la investigación y condena

de los culpables y encubridores. Distintas informaciones aseguran que, en pocas semanas, el Papa pedirá perdón en nombre de la Iglesia por los abusos y endurecerá las normas para acabar con esta lacra. El tiempo y las obras dirán si Benedicto XVI pasa a la historia como el Papa que acabó con los abusos sexuales en el clero o como el hombre que no supo frenar la mayor crisis de la Iglesia católica en su pasado más reciente. No lo tendrá fácil, pues buena parte de la Curia no parece estar por la labor. Para más inri, distintos colectivos en Estados Unidos y Gran Bretaña quieren procesar a Ratzinger como máximo responsable de los casos de abusos.