Domingo, 30 de Septiembre de 2007

El PP culpa a Zapatero de la ofensiva nacionalista y del "desafío" al Estado de Derecho

Agencia EFE ·30/09/2007 - 16:37h

Agencia EFE - El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete (c), quien hoy ha vuelto a acusar al presidente del Gobierno de la ofensiva nacionalista y del "desafío" al Estado de Derecho. EFE

El dirigente popular Miguel Arias Cañete responsabilizó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la ofensiva del nacionalismo "radical" y del "desafío" que a su juicio están realizando al Estado de Derecho.

Arias Cañete, en rueda de prensa hoy en Madrid, opinó que la culpa de que no se cumplan las leyes, de que no se expongan las banderas, de que se injurie a la Monarquía o de la ofensiva nacionalista es del presidente del Gobierno.

Se refirió además al boletín interno (Zutabe) de ETA que hoy publica el diario Gara, y consideró que es "absolutamente imprescindible" que el presidente del Gobierno comparezca en sede parlamentaria para informar de las negociaciones con la banda terrorista.

Miguel Arias Cañete, secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, compareció ante los medios de comunicación tras reunirse con un grupo de jóvenes con los que debatió sobre las principales inquietudes y problemas de la juventud española.

El dirigente popular consideró que el contexto político actual genera "enorme preocupación", y comenzó haciendo referencia a la "negociación política" entre el Gobierno y ETA y a la existencia -dijo en alusión a la información publicada por Gara- "de un acuerdo suscrito por el presidente del Gobierno".

Urgió al jefe del Ejecutivo a explicar en sede parlamentaria "los acuerdos que negoció" con la banda terrorista y a comprometerse a no volver a negociar.

Arias Cañete dijo que el desafío que los nacionalistas están haciendo al Estado de Derecho "tiene un responsable: el presidente del Gobierno" y reprochó al jefe del Ejecutivo su "condescendencia" con los nacionalistas y la "ruptura" de los consensos constitucionales de la transición.

Opinó que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha llevado al nacionalismo vasco al momento "más radical de su historia, pero que lo ha hecho como consecuencia de la "debilidad" de Zapatero.

"Quien siembra viento recoge tempestades", dijo Cañete, y apuntó además que "no se cumple la ley en muchas partes del territorio" al no ondear la bandera española en muchas instituciones públicas, que instituciones como la Monarquía están siendo "injuriadas y atacadas ante la pasividad del Gobierno" y que se convocan referéndum "ilegales".

El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP consideró que todo ello se hace "porque los nacionalistas conocen la debilidad del presidente del Gobierno" y éste "necesita el apoyo de los más radicales para mantenerse en el poder".

"Zapatero no puede frenar a los radicales porque son sus socios de Gobierno", aseguró, y agregó que él es "el culpable" de la situación política actual y que no está capacitado para dar respuesta a esa situación.

Miguel Arias Cañete subrayó que en las próximas elecciones generales los españoles tendrán la posibilidad de elegir un Gobierno "que plante cara, sin complejos, a los que vulneran la ley", y dijo que "con el PP y con Mariano Rajoy los españoles pueden tener la seguridad de que el referéndum no se celebrará en el País Vasco y de que la ley se va a cumplir en España".

El dirigente popular aseguró por el contrario que los españoles ya conocen lo que puede hacer José Luis Rodríguez Zapatero; "ceder, negociar, retroceder y claudicar", dijo.

Antes de su intervención, el presidente de Nuevas Generaciones del PP, Nacho Uriarte, aseguró que los jóvenes están ahora peor que hace cuatro años, y acusó a Zapatero de haber "pasado olímpicamente" de ese colectivo.