Sábado, 1 de Mayo de 2010

Verdasco aprende de los errores de Agassi

Reuters ·01/05/2010 - 16:04h

Con el Roland Garros en su punto de mira, Fernando Verdasco aprende de la experiencia de Andre Agassi mientras intenta ingresar en el club de los ganadores de un grand slam.

El número nueve del mundo, en buena forma hasta la derrota en la semifinal del Masters de Roma ante su compañero David Ferrer, está recibiendo consejos del ex ganador del Abierto de Francia sobre cómo sortear las dificultades que el tenista retirado se encontró durante su carrera profesional.

"Es mi ídolo; es genial tener a tu ídolo diciéndote todas las cosas que él piensa que deberías hacer y las que no, y advirtiéndote sobre las que él hizo mal", dijo Verdasco a Reuters.

"Me está ayudando a ser mejor jugador. Tener cerca a alguien como Agassi, que era mi referente cuando yo era un niño, es muy especial".

Verdasco está recibiendo consejos del americano desde que comenzó a trabajar el año pasado con el ex entrenador del ocho veces ganador del grand slam, Darren Cahill, y con el entrenador personal Gil Reyes.

"A veces cuando estoy en Las Vegas (con Cahill y Reyes), Agassi viene a saludarme y hablamos, pero no está en mi equipo. Simplemente me ayuda y aconseja".

"Aporta su granito de arena, igual que Darren, Gil Reyes, mi padre y mi entrenador personal en Madrid. Es una persona con mucha experiencia".

NOTABLE MEJORÍA

Desde que comenzó la temporada, Verdasco ha alcanzado la final de Montecarlo, donde fue derrotado por su compañero Rafa Nadal, y ha ganado el Conde Godó.

Parecía agotado cuando cayó ante Ferrer en Roma, pero continúa siendo uno de los favoritos para desafiar en el Roland Garros, que tendrá lugar este mes, a Federer y al cuatro veces campeón del torneo, Rafa Nadal.

El número dos, Novak Djokovic, que fue derrotado por Verdasco en Montecarlo y en Roma, ha reparado en la mejoría del madrileño.

"Está cometiendo menos errores y ha mejorado mucho este año", dijo el serbio en una rueda de prensa en Roma.

"Creo que está siendo más agresivo, y también ha mejorado su revés. Su servicio siempre ha sido su mejor arma".

Como resultado, el tenista de 26 años no tiene límites en sus aspiraciones para este año.

"Quiero hacerlo mejor que el año pasado, y eso puede ser desde ser el número ocho al número uno, ya que soy noveno", dijo.

"Me gustaría acabar dentro de los cinco mejores, aunque sé que es una meta complicada. Hay muchos jugadores que me lo van a poner difícil".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad