Sábado, 1 de Mayo de 2010

Bora Milutinovic predica con el ejemplo

Reuters ·01/05/2010 - 13:26h

Los técnicos veteranos de los Mundiales de fútbol no están extinguidos: merodean por salones de hoteles cinco estrellas preparados para escuchar ofertas de trabajo.

Esa fue la impresión dada por Velibor "Bora" Milutinovic, de 65 años, mientras transitaba su camino hacia una entrevista con un cappuccino de 10 dólares en el Hotel Four Seasons en Doha, donde se realiza el sorteo de la Copa de Asia 2011 en el país anfitrión Qatar.

El entrenador serbio, consejero del club qatarí Al Sadd y en las selecciones nacionales, será ayudante de Radomir Antic en la selección de Serbia durante el Mundial.

Milutinovic, el único entrenador que ha dirigido equipos en cinco Mundiales diferentes, ha sido apodado el "Hacedor de Milagros" por llevar lejos a modestas selecciones en las Copas del Mundo.

"No juzgo mi éxito como técnico por el número de Mundiales que dirigí. Lo hago por el número de jugadores que promoví, que no habrían estado ahí si no fuera por mí y que han continuado allí después de que me fui", remarcó Milutinovic.

El entrenador forjó un grueso currículum después de haber dirigido selecciones en los Mundiales de tres décadas diferentes: México en 1986, Costa Rica en 1990, Estados Unidos en 1994, Nigeria en 1998 y China en 2002.

Bora fue despedido de su último cargo como técnico de la selección de Jamaica en el 2007, tras una serie de derrotas.

Después de hacer sus cuentas, el entrenador indicó que descubrió a 67 futbolistas en Copas del Mundo, a quienes cultivó y promovió al primer equipo para que jugaran el torneo más importante de sus vidas.

Durante la entrevista con Reuters, Bora atendió una llamada en inglés y dijo a su interlocutor: "Si tienes un buen equipo, nada más importa. No puedo darles más consejos. 'Ciao'".

¿Un trabajo, Bora?

"No, no. Nunca ha sido mi obsesión ir al Mundial. No espero llamadas. Vivo mi vida", aseguró el nacido en la antigua Yugoslavia antes de retirarse por el salón del hotel estrechando manos y bromeando con personalidades del fútbol asiático.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad