Sábado, 1 de Mayo de 2010

Merkel celebra la disposición de los bancos a ayudar voluntariamente a Grecia

EFE ·01/05/2010 - 10:10h

EFE - La canciller alemana Angela Merkel, (c), durante la rueda de prensa que ofreció el pasado 28 de abril junto a (i-d) el director general de la OIT, Juan Somavia; el presidente de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy; el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, y el director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, en la Cancilleria alemana en Berlín, tras analizar la crisis griega. EFE/Archivo

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró la disposición de los bancos de su país a hacer un aporte voluntario al plan de ayuda a Grecia.

"Vería bien una participación voluntaria de los bancos", dijo Merkel, en declaraciones que publica mañana el dominical "Bild am Sonntag" después de que trascendiese de que el Deutsche Bank y otras instituciones financieras están organizando un fondo para hacer un aporte simbólico al plan de ayuda a Grecia.

El jefe del Partido Socialdemócrata (SPD), el principal en la oposición, Sigmar Gabriel, en cambio, ve el plan de los bancos sólo como un "tranquilizante" de cara al descontento por el hecho de que los contribuyentes vayan a tener que pagar por segunda vez por la especulación de las instituciones financieras.

"Lo que se necesita no es una limosna de un par de miles de millones sino una participación permanente del sector financiero en las deudas catastróficas que ellos han causado", dijo Gabriel en declaraciones al diario "Neuen Westfalischen".

El presidente de la Confederación Alemana de Sindicatos (DGB), Michael Sommer, también considera que a los bancos se les debe "pasar la factura" de la crisis griega.

"Si el gobierno no empieza a pasarle ahora la factura a los bancos entonces la canciller habrá fracasado", dijo Sommer en declaraciones a la emisora MDR.

El Partido de la Izquierda ha advertido que la crisis griega puede terminar generando brotes de violencia en Alemania si el plan de ayuda tiene que ser pagado por los contribuyentes.

"La tranquilidad que tenemos es superficial porque la gente está confundida y no entiende que se les vaya a pasar la factura de la especulación de bancos irresponsables que apuestan por la bancarrota estatal en el sur de Europa", dijo la vicepresidenta del partido, Katja Kipling en un comunicado.