Sábado, 1 de Mayo de 2010

La economía de EEUU encadena su tercer trimestre en positivo

El consumo privado tira del PIB, que crece un 3,2% en el arranque de 2010

B. CARREÑO ·01/05/2010 - 08:00h

Pocas dudas caben ya de que Estados Unidos ha dejado atrás la recesión. Según los últimos datos publicados por el Departamento de Comercio estadounidense, el PIB encadena ya nueve meses de subidas. En el primer trimestre de 2010, la economía creció un 3,2% en tasa anualizada (una metodología utilizada al otro lado del Atlántico) que en Europa equivaldría a un 0,8% en tasa intertrimestral.

Este alza supone una moderación en el ritmo de crecimiento ya que en el último trimestre de 2009, el PIB crecía a una tasa del 5,6%. Con todo, esta es un primer avance de los datos (el segundo se hará el 27 de mayo) y por el tipo de contabilidad que se realiza en EEUU, es probable que la cifra definitiva varíe sustancialmente.

El FMI espera que el país suba un 3,1% en el conjunto del año

En tasa interanual, la economía crece ya a una tasa del 2,5%, un ritmo muy elevado que de continuar podría incluso sobrepasar las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que estima que en 2010 Estados Unidos crecerá un 3,1% de media en el año.

El principal factor que está dinamizando la economía estadounidense es la recuperación del consumo, que en el primer trimestre de 2010 logró la mayor subida de los tres últimos años. El consumo, piedra angular del PIB estadounidense con un 70% de peso en el modelo económico, se había comenzado a contraer ya finales de 2007, y su recuperación es imprescindible para que la actividad económica eche a andar.

La noticia ha tranquilizado a los expertos para los que el crecimiento había estado sustentando hasta ahora en frágiles pilares, como la reducción de los inventarios de las empresas. Con todo, no será hasta que el mercado del empleo se recupere cuando el país, acostumbrado a unas bajísimas tasas de paro, logre salir del bache económico.

La tasa de paro que se conoce la próxima semana es crucial

En marzo, la tasa de desempleo se quedó en un 9,7%, por debajo del temido 10% que se había registrado durante la parte más dura de la crisis, y será el dato de abril, que se conocerá la semana que viene, el que debe refrendar la recuperación de la actividad. Los buenos resultados empresariales registrados los primeros tres meses del año hacen pensar que los empresarios están a punto de comenzar a contratar.

EEUU destruyó más de 8 millones de empleos en la crisis y perdió un 2,4% del valor de su PIB en 2008.