Domingo, 30 de Septiembre de 2007

Los talibanes exigen la retirada de tropas extranjeras para dialogar con Karzai

Agencia EFE ·30/09/2007 - 12:27h

Agencia EFE - Imagen de archivo del presidente de Afganistán, Hamid Karzai. EFE

Los talibanes fijaron hoy como condiciones para la paz la retirada de las tropas extranjeras en Afganistán y la promesa de éstas de que aceptarán las decisiones de un "diálogo entre afganos", anunció una facción de la milicia.

"Si esas dos condiciones básicas son aceptadas, entonces podría haber conversaciones sobre una propuesta de la ONU para que fuerzas de países islámicos sean desplegadas en Afganistán en sustitución de las tropas de la Coalición liderada por Estados Unidos", anunció el grupo Hizb-e-Islami.

Liderado por Gulbuddin Hekmatyar, ex primer ministro afgano y aliado de los talibanes, el grupo Hizb-e-Islami respondió así a una oferta de diálogo lanzada ayer por el presidente del país, Hamid Karzai.

Karzai llegó a decir que daría puestos importantes a los talibanes en el gabinete si estos se avenían a dejar las armas, y que él mismo en persona contactaría si pudiera con el Mulá Omar y el propio Hekmatyar, cuyo grupo descalificó la propuesta.

"Las ofertas de reconciliación del Gobierno afgano son sólo propaganda como en el pasado (...). Los gobernantes afganos no son sinceros en el diálogo entre afganos y el apoyo extranjero no le ha dado la autoridad para resolver la presente crisis en Afganistán", recogió el grupo en el comunicado.

"Los afganos -continúa el texto- luchan y sufren las consecuencias de ver su tierra invadida por extranjeros. No ven otro camino que el de mostrar resistencia y luchar, aunque es un hecho que los afganos quieren el cese inmediato de la violencia y una paz duradera".

El grupo de Hekmatyar pidió la retirada de las tropas extranjeras y aseguró que un gobierno fuerte y soberano sólo puede echar raíces en Afganistán cuando lo elija la mayoría de los afganos.

Hizb-e-Islami comparó la actual lucha de Estados Unidos y sus aliados con la guerra que los muyaidines libraron contra la Unión Soviética en la década de 1980.

"Quienes piensen que se puede gobernar Afganistán a pesar de la oposición de la mayoría de los afganos cometen un grave error. Están, de hecho, repitiendo la experiencia frustrada de los rusos", recogió el comunicado.

Dos veces primer ministro, Hekmatyar es considerado un terrorista por Estados Unidos, un país contra el que el dirigente, en paradero desconocido, ha pedido la "yihad" o guerra santa.

Las declaraciones ayer de Karzai se produjeron al hilo de un sangriento atentado suicida cometido en pleno centro de Kabul contra un autobús cargado de militares en que murieron 28 soldados y dos civiles.