Domingo, 30 de Septiembre de 2007

El español tiroteado en Brasil que quedó parapléjico está "estable" en la UCI

Agencia EFE ·30/09/2007 - 00:53h

Agencia EFE - La acción policial ocasionó la reacción de las autoridades del Estado de Ceará, que han apartado a los policías implicados, que serán investigados por el caso. EFE

El turista español que quedó parapléjico tras ser tiroteado el pasado miércoles por la policía brasileña tras confundirlo con un ladrón, continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos, aunque está "estable", informó hoy el hospital.

El español Marcelino Ruiz, cántabro de 38 años, quedó parapléjico a consecuencia de una herida de bala que atravesó su columna vertebral, y que dejó restos alojados en la médula.

Ruiz está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Monte Klínikum de Fortaleza, en el nororiental Estado de Ceará, que, según fuentes diplomáticas consultadas por Efe, es el "mejor hospital privado" del Estado.

Ruiz continuará ingresado entre siete y catorce días, antes de ser evacuado a España, gestión de la que se está encargando personalmente el ministro consejero de la embajada de España en Brasilia, Miguel Gómez de Aranda, que viajó ayer a Fortaleza para conocer el estado de Ruiz.

Ruiz acababa de llegar a Fortaleza de vacaciones, la tarde del pasado miércoles, acompañado de su mujer, de nacionalidad española, y de dos amigos, un hombre italiano y una mujer brasileña.

Los cuatro, que se dirigían del aeropuerto a su hotel, fueron tiroteados por la policía, que buscaba un automóvil del mismo color y marca, supuestamente conducido por unos delincuentes.

En el tiroteo también resultó herido el italiano Inozenzo Brancatio, que sufrió una herida leve en un brazo. Las dos mujeres resultaron ilesas.

Esta acción policial ocasionó la reacción de las autoridades del Estado de Ceará, que han apartado a los policías implicados, que serán investigados por el caso, y al coronel de su batallón, Carlos Alberto Serra, quien exculpó a sus subordinados de toda responsabilidad.

Los policías alegaron que pidió en dos oportunidades que el conductor del vehículo se detuviera y que, ante la negativa, procedió a disparar contra el automóvil.

Los turistas, por su parte, afirman que no recibieron ninguna advertencia antes de que los policías comenzaran a disparar.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad