Sábado, 29 de Septiembre de 2007

La Pasarela de Milán cierra sus puertas con Malloni y da paso a París

Agencia EFE ·29/09/2007 - 22:07h

Agencia EFE - Una modelo luce una creación de la firma Ab/Soul de su colección primavera verano 2008, presentada durante la Semana de la Moda de Milán hoy en su último día. EFE

La pasarela de Milán, donde esta semana han paseado las colecciones primavera-verano 2008 de los principales diseñadores de moda, cerró hoy sus puertas con los desfiles de Malloni, Alviero Martini y Ab Soul, con lo que deja paso a París.

Una mujer del futuro, mitad humana mitad robot, fue la propuesta de Malloni, que utilizó para dar esa imagen monos de látex, medias ajustadas de nylon, blusas con transparencias y materiales de última tecnología.

Ab Soul, en cambio, presentó un erotismo que oculta su atracción en la inocencia, con pantalones muy cortos, acompañados sólo de camisetas ligeras y cortas, como los que ha paseado, con pies desnudos, la ex miss Italia Cristina Chiabotto.

Alviero Martini continuó mostrando su mujer viajera, con su nueva línea de inspiración masculina, efecto que consigue gracias a grandes blusas y pantalones ajustados.

Entre sus propuestas, una maleta ultraligera con la que facilitar la vida de la mujer y permitirle guardar todo su armario para una semana, incluyendo prendas como la gabardina.

Martini fue así quien echó la llave de la pasarela de Milán, por la que han desfilado alrededor de cien colecciones, en las que expertos diseñadores, como Armani y Cavalli, han alternado sus modelos con jóvenes promesas, entre ellos, Tommaso Aquilano y Roberto Rimondi, quienes están a la espera de dar el relevo generacional.

Entre los que han pasado esta semana, destacan el ya citado Armani, con su mujer radiante, metalizada, pero sobre todo elegante con sus vestidos de noche en blanco, en negro y en gris metalizado y sus redecillas con perlas para la cabeza.

Pero las propuestas para el próximo año han sido muy diferentes y así la casa italiana Byblos ha presentado un estilo samurai para la mujer con formas que recuerdan a la arquitectura ligera, casi voladora, del arquitecto español Santiago Calatrava.

Para ello, Byblos ha usado plisados y volantes en tejidos, como la tela de holanda o de damasco, sobrepuestos en faldas y vestidos abullonados.

En cambio, otros han buscado estilo para la mujer en cierto sentido exagerado, como la marca Moschino, gracias a los colores vivos y tejidos lustrosos, especialmente en los detalles.

Sus pantalones, monos y faldas están muy por encima o muy por debajo de la rodilla y se combinan, entre otros, con el negro, un fuerte color rojo, un azul cielo metalizado o varios tonos de blanco.

Más allá de las colecciones, la pasarela de Milán ha estado este año marcada por la polémica campaña publicitaria "No-Anorexia", del fotógrafo italiano Oliviero Toscani, que mostraba en grandes anuncios a una joven, que pesa 31 kilos, completamente desnuda.

La campaña ha tenido defensores, que creen que sirve para concienciar del problema en el mundo de la moda, y críticos, que opinan que este tipo de publicidad hace daño a las personas que padecen la enfermedad, sin lograr los efectos beneficiosos deseados.

En esa polémica intervino ayer viernes la alcaldesa de Milán, Letizia Moratti, quien ordenó retirar los anuncios.