Domingo, 28 de Febrero de 2010

El local Anderson gana el oro en eslalon gigante ante sus hijas

Reuters ·28/02/2010 - 12:21h

El deportista canadiense de snowboard Jasey Jay Anderson superó el sábado las malas condiciones meteorológicas para conquistar la medalla de oro en el eslalon gigante paralelo en los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver, en una prueba que contemplaron sus dos hijas.

Anderson encantó a la multitud presente en la Cypress Mountain, un público que soportó la lluvia para ver la prueba, en la que Anderson se deslizó entre la niebla y superó al austriaco Benjamin Karl para quedarse con la victoria.

El deportista local comenzó con un tiempo flojo en la primera parte de la final, pero se recuperó en el transcurso de la prueba y terminó con una leve ventaja sobre Karl, que se adjudicó la medalla de plata.

Tras cruzar la meta Anderson miro hacia atrás, se dio cuenta de que había ganado la prueba y levantó los brazos para ganarse la ovación de los asistentes. Entre el público estaban sus dos hijas, que sostenían un cartel con la petición de "papá, ve por el oro".

"Hoy fue mi día, y lo que lo hace más especial es que mis dos niñas estaban conmigo para verlo. Espero que lo recuerden", dijo Anderson a periodistas.

"Estoy seguro de que ellas me alentaban porque soy su padre, no porque su padre estuviera haciendo las cosas bien. Eso es lo mejor del día, tenerlas a ellas y que estén tan orgullosas de mí como lo estarían si hubiera tenido un mal día", destacó el deportista mientras trataba de contener las lágrimas.

El francés Mathieu Bozzetto se quedó con la medalla de bronce.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad