Domingo, 28 de Febrero de 2010

Buffet exige sanciones para los ejecutivos de los bancos

El gurú cree que la crisis de la vivienda habrá quedado atrás en un año en EEUU

V. Z. / PÚBLICO ·28/02/2010 - 08:00h

Bloomberg - El Oráculo de Omaha volvió a incluir numerosos comentarios jocosos en la carta anual a sus accionistas.

Son apenas 20 folios, pero es uno de los documentos más esperados cada año por los inversores de todo el mundo. Es la guía a seguir para tener casi asegurado el éxito en las inversiones y para echarse unas risas.

En una carta, Warren Buffet, el gurú de las finanzas conocido como Oráculo de Omaha, explica cada año cómo ha conseguido ganar dinero de nuevo y da sus indicaciones de por dónde irán sus movimientos en el año próximo. Ayer publicó su misiva anual, con las mismas notas de humor que siempre presiden este documento. Buffet aprovechó la ocasión para hacer una fuerte crítica a los gestores de los bancos que han necesitado ayudas públicas para sobrevivir.

«Los banqueros deben pagar un alto precio por su imprudencia»

"Las fortunas de los presidentes y directivos de las compañías en quiebra deberían desplomarse por los desastres que han causado. Sin embargo, siguen manteniendo un gran nivel de vida", dice Buffett, que añade: "El comportamiento de los banqueros debe cambiar: si las instituciones que dirigen y el país en el que operan se ven perjudicadas por su imprudencia, ellos deben pagar un alto precio". Y concluye: "Si en el pasado se beneficiaron de muchas zanahorias golosas, ahora debería haber palos significativos en su panorama laboral".

Las críticas de Buffett no son gratuitas. Su empresa, Berkshire Hathaway, es una gran accionista de Goldman Sachs, Wells Fargo, American Express y varios bancos irlandeses que han reducido sustancialmente su valor en esta crisis y que, por tanto, le provocaron elevadas pérdidas.

Optimismo en la vivienda

«Si antes tuvieron zanahorias golosas, ahora deberían tener grandes palos»

Berkshire está presente en la mayoría de los sectores y eso sirve a Buffett para dar opiniones sobre la evolución de todos ellos. En su documento hace una mención a la evolución del mercado de la vivienda en Estados Unidos y se muestra especialmente optimista. El gurú cree que dentro de un año los problemas habrán quedado atrás (en Estados Unidos), con la excepción de las viviendas de precios más elevados y otras situadas en algunas poblaciones donde el exceso de edificación fue particularmente atroz.

Buffet cree que los problemas se solucionarán por la vía de la oferta, ya que actualmente se están construyendo muchas menos viviendas de las que se necesitan cada año. De esta forma, el stock acumulado se está reduciendo y el próximo año se habrá acabado. Eso supondrá que quienes quieran o necesiten vender su vivienda podrán encontrar un comprador sin demasiadas dificultades, dice Buffett.

Lo que no se solucionará es la caída de los precios. El Oráculo de Omaha está convencido de que los precios se mantendrán muy por debajo de los alcanzados cuando se desató la crisis. Aunque tiene una visión positiva de esta situación: "Muchas familias que no podían permitirse el lujo de comprar una casa apropiada hace unos años, ahora pueden hacerlo debido al estallido de la burbuja".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad