Sábado, 27 de Febrero de 2010

La 'tormenta perfecta' deja un muerto y numerosos daños materiales

Fallece una mujer de 82 años en Ourense por la caída de un muro. El domingo permanecen en alerta 41 provincias

OTR/PRESS ·27/02/2010 - 21:20h

La ciclogénesis explosiva que atraviesa España desde hoy y que abandonará la península este domingo ha provocado la muerte de una mujer de 82 años en Ourense, al desplomarse un muro por los fuertes vientos.

Además, la borrasca ha dejado hasta el momento carreteras y líneas de ferrocarril cortadas, caída de árboles y postes de la luz, cortes de luz, entre otros desperfectos materiales, en las 50 provincias que permanecían en alerta principalmente por fuertes vientos.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que el Gobierno ha movilizado a 20.000 funcionarios para que estén en alerta para actuar en caso de que sea necesario.

El Centro de Emergencias 112 Galicia informó del fallecimiento de una mujer de 82 años en la localidad ourensana de Vilar de Barrio por la caída de un muro. Según explicó el servicio de emergencias, el suceso ocurrió en la tarde, cuando a la mujer, de iniciales C.D.G., se le cayó encima parte de un muro de una nave.

Además, el temporal de lluvia y vientos huracanados (más de 140 km/h) que azota España durante el fin de semana y que mantiene en alerta a casi todas las provincias del país, ha dejado numerosos incidentes que han producido daños materiales.

Así, en las Islas Canarias, región por la que entró la ciclogénesis explosiva, la compañía Unelco-Endesa informó de que unos 9.000 clientes de la eléctrica no cuentan con suministro. Según explicaron fuentes de la compañía, la isla más afectada es Tenerife, dónde unos 8.700 clientes permanecen sin electricidad. La situación se repitió a lo largo de la jornada del sábado por el resto de comunidades autónomas que estaban en alerta. Así, unos 27.000 abonados sufrieron cortes de suministro eléctrico durante la jornada en Galicia y 63.000 clientes de Iberdrola en toda Castilla y León, como consecuencia del paso del ciclón.

Entre los desperfectos, cabe destacar, la caída de una grúa en Abaltzisketa (Guipúzcoa) que provocó graves daños en un edificio de viviendas, según confirmaron fuentes del Departamento de Interior. Además, el viento, que superó los 100 km/h en Ávila, se llevó un cristal de grandes dimensiones que cayó encima de un todoterreno en el barrio de Las Hervencias y ha salpicado la acera de cristales.

El Ayuntamiento de San Sebastián decidió suspender el transporte público en la ciudad hasta mañana y ordenó cerrar los centros comerciales de la ciudad por los fuertes vientos. Así, recomendó a los donostiarras no sacar las basuras durante ese periodo de tiempo y evitar acercarse a la costa o lugares donde puedan desprenerse objetos. Los cortes de tráfico se sucedieron en carreteras por fuertes precipitaciones, como ocurrió en Andalucía, donde una treintena de vías se vieron afectadas, principalmente en las provincias de Cádiz, Córdoba, Sevilla y Granada. Incluso, la estación de esquí de Sierra Nevada cerró por rachas de viento de hasta 140 km/h.

Igualmente, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) suspendió la circulación en la Comunidad Autónoma de Galicia y posteriormente en los trayectos ferroviarios entre León y Asturias, Palencia y Cantabria, Miranda de Ebro y País Vasco y Norte de Castilla y León, por fuertes rachas de viento, en base al protocolo de seguridad en la circulación. Por su parte, Aena canceló dos vuelos que salían desde el aeropuerto de Peinador, en Vigo, hacia Madrid y otros tres que procedían de la capital.