Sábado, 27 de Febrero de 2010

Alerta de tsunami en Hawái y la Polinesia francesa

Reuters ·27/02/2010 - 14:18h

Un tsunami generado el sábado tras el terremoto en Chile podría causar daños en todas las islas de Hawái, dijo el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico, al tiempo que la alerta se extensió a la Polinesia francesa y Ecuador inició la evacuación de los habitantes de las Islas Galápagos como medida preventiva.

"Se deberían tomar medidas urgentes para proteger la vida y la propiedad", dijo el Centro de Alerta en un boletín. "Todas las costas corren peligro sin importar en la dirección que estén".

Anteriormente, el centro había emitido un alerta de tsunami para el Pacífico que incluía Hawái y se extendía por el océano desde América del Sur a todas las zonas con costas sobre el Pacífico.

Se estima que la primera ola del tsunami llegaría a Hawái a las 11:19 hora local (21:00 GMT). Podrían golpear la costa olas de hasta 4,8 metros, dijeron autoridades del centro.

La alerta fue emitida tras un seísmo de magnitud 8,8 que afectó Chile en las primeras horas del sábado, provocando casi 80 muertos y derrumbes en varias ciudades.

El territorio de la Polinesia francesa en el Pacífico también recibió un alerta de tsunami. La primera ola se esperaba que tocara la isla Gambier de la Polinesia francesa a las 15:50 GMT, luego a Tahití a las 17:50 GMT y Bora Bora a las 18:15 GMT, informó en un comunicado el Alto Comisionado de la Polinesia Francesa.

"El peligro persistirá por al menos dos horas después del impacto de la primera ola y las magnitudes podrían estar aumentando", agregó.

Las autoridades pidieron a los habitantes que se alejen de las costas y busquen zonas altas, dijo.

EVACUADAS LAS GALÁPAGOS

Ecuador inició la evacuación de los habitantes de las Galápagos como una medida preventiva ante la alerta de tsunami declarada tras el seísmo para las áreas costeras de Chile, Perú y Ecuador.

"Como una medida preventiva se ha realizado una evacuación tanto de la población y de las embarcaciones", dijo el teniente Edwin Pinto, uno de los jefes del Instituto Oceanográfico de la Armada de Ecuador (Inocar) a un medio local.

Los canales de televisión informaron de que la población, incluidos los turistas, de Galápagos era trasladada a las partes altas de las islas, como una medida de precaución ante la posibilidad de producirse grandes olas como consecuencia del terremoto en Chile.

La medida se adoptó en las islas debido a que no cuentan con la información suficiente sobre el comportamiento de las aguas, como sucede con las costas continentales, dijo Pinto.

La secretaria de Riesgos, María del Pilar Cornejo, dijo que la alerta de un posible tsunami ya pasó en las paradisíacas islas, que reciben a miles de turistas anualmente, pero que se evalúa de manera permanente la situación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad