Viernes, 26 de Febrero de 2010

Berlusconi busca la "absolución plena" en el caso Mills

Su abogado fue condenado y absuelto por recibir 600.000 dólares para no declarar contra el primer ministro italiano

PUBLICO.ES / EFE ·26/02/2010 - 19:50h

Silvio Berlusconi. AFP.

Silvio Berlusconi quiere más. Ha afirmado este viernes que busca la "absolución plena" en el juicio por el caso Mills.

El Tribunal de Casación, la última instancia italiana, reconoció el jueves que Il Cavalieri había sobornado con 600.000 dólares a su abogado, David Mills, para que mintiese a su favor en el jucio por el caso All Iberiam, del que finalmente salió absuelto. Como este hecho ocurrió hace diez años, el delito ha prescrito y la sentencia sobre Mills, condenado a cuatro años y seis meses de cárcel, se ha anulado. Sin embargo, la decisión de la corte se refiere sólo al proceso que afecta al letrado. Para este sábado está previsto que se celebre una audiencia sobre el proceso abierto a Berlusconi en este mismo caso.

Es en este contexto en donde el primer ministro italiano ha dicho que, por lo que a él respecta, no tiene nada que ver con este asunto: "ha sido una cosa inventada como todos los procesos que tienen que ver conmigo".

"No hubo ninguna entrega de dinero por parte de un directivo de Fininvest (el grupo de Berlusconi). No existía ningún motivo. Sobre esto ya ofrecí una rueda de prensa cuando nuestros abogados hallaron los 600.000 dólares y el fisco inglés dijo que eran fruto de unos honorarios profesionales", ha indicado Il Cavalieri en la presentación en Turín de la campaña electoral de su partido, Pueblo de la Libertad (PDL), para los comicios regionales de marzo.

Un mitín que ha dado mucho de sí

En la presentación, Berlusconi ha vuelto a emprenderla contra los magistrados asegurando que piensa seguir adelante con la reforma de la Justicia que promueve su Gobierno, a pesar de que "no les guste a los talibanes que hay dentro de la magistratura". El primer ministro ha denunciado en muchas ocasiones la supesta campaña de acoso y derribo que los magistrados estarían llevando contra él: "El consenso popular ya no existe, desde el momento en el que si una ley no gusta a los fiscales, es impugnada y después derogada".

Acusa a la Justicia de llevar una "campaña de acoso y derribo contra su persona"

Además, ha apostado por cambiar las normas que permiten llevar a cabo escuchas telefónicas por parte de las autoridades judiciales porque, a su juicio, están convirtiendo Italia en un "Estado-Policía".

También ha tocado el tema del senador de su propio partido, Nicola Di Girolamo, sobre el que pesa una orden de arresto porque supuestamente llegó al Senado ayudado por la mafia calabresa: "Él no pertenece a mi entorno de confianza" y la ley electoral de los escaños que representan a los italianos en el extranjero, la que llevó a Di Girolamo a su silla, debe ser "absolutamente reformada".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad