Sábado, 27 de Febrero de 2010

Pellegrini esconde el látigo

Discrepa de la ética de Schuster, dice que la pelea Xabi-Cristiano fue una "conversación privada" y no ve mal que los jugadores se salten sus designaciones

GONZALO CABEZA ·27/02/2010 - 08:00h

Las opiniones de Pellegrini sobre temas espinosos llegan con cuentagotas, pero en ocasiones sus recelos a contraatacar son puyas que se clavan en sus críticos. Es el caso de Schuster, al que prefiere "no responder" por sus opiniones negativas sobre el juego del equipo ("sin Cristiano, el Madrid es una pastilla para dormir"), pero le deja un recado: "Cada uno maneja su ética como le conviene; yo no opino sobre colegas".

El técnico blanco tampoco habría leído los labios de Xabi Alonso y Cristiano en su discusión por el lanzamiento del último penalti ante el Villarreal, como hicieron algunas televisiones, porque son "conversaciones privadas". Prefiere pasar por alto el incidente, aunque el mismo supuso que su principio de autoridad fuera saltado. ¿Quién tirará el próximo penalti, el que diga Pellegrini o el primer jugador que se encapriche? El chileno no se inmutó ante la pregunta: "En los partidos siempre han tirado los penaltis los jugadores designados por mí; pero si en algún momento alguien quiere tirar y se lo dejan no hay ningún problema". Bueno, Pellegrini ya cedió una vez a su decisión innegociable de concentrar al equipo porque perdió una apuesta con susjugadores.

Cristiano volvió a ser elogiado por el técnico: "Siempre trabaja por ser un jugador importante; ante el Villarreal hizo todo lo que se le puede pedir a un futbolista". Pellegrini no se plantea que descanse, porque, por la acumulación de lesiones y sanciones, "no ha jugado mucho". Así que jugará en Tenerife, la isla maldita del Madrid, donde perdió dos títulos de Liga en la última jornada.

El Madrid viaja al Heliodor otra vez sin Guti, que, aunque tiene el alta médica, se quedará "para ejercitarse y ponerse a tono". También son baja Benzemá, que continua arrastrando una pubalgia, y Drenthe, al que aún le quedan dos semanas de convalecencia. Tampoco jugará Arbeloa, sancionado. Las ausencias han hecho que Pellegrini confíe en dos canteranos; Mosquera, el jugador del filial que más veces ha ido con el primer equipo, y Marcos Alonso. ¿De adorno?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad