Viernes, 26 de Febrero de 2010

Asocian el humo de combustibles hogareños con el enfisema

Reuters ·26/02/2010 - 17:55h

Las personas que queman madera u otros "biocombustibles" para calefaccionar su casa o cocinar tendrían un alto riesgo de desarrollar enfisema y otras enfermedades pulmonares, según un nuevo estudio.

Una revisión de 15 estudios internacionales reveló que las personas expuestas al humo de combustibles de la "biomasa" en el hogar generalmente tuvieron más riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que los que usaban otros combustibles para cocinar o calefaccionar.

Biomasa es un término que describe a los materiales biológicos que, al quemarse, producen energía, como la madera, los cultivos y los deshechos de animales. Es la fuente principal de energía en el mundo en desarrollo y se usa en la mitad de los hogares de todo el planeta.

Fumar cigarrillos es el principal factor de riesgo de EPOC, un grupo de enfermedades pulmonares graves que incluye al enfisema y la bronquitis crónica. Pero se desconoce el rol -si es que lo tiene- del humo de la madera y otras formas de biomasa.

Estos resultados refuerzan la evidencia de que la exposición al humo de biomasa es un factor de riesgo de la EPOC, según el equipo de Pixin Ran, de la Universidad de Medicina Guangzhou, en China.

Para el estudio publicado en Chest, el equipo combinó los resultados de 15 investigaciones en Asia, Sudamérica, México y España, sobre 3.719 adultos con EPOC y casi 39.000 hombres y mujeres sanos.

Los estudios compararon a pacientes con EPOC e individuos sanos, a los que entrevistaron sobre la exposición al humo de biomasa en el hogar.

Este tipo de estudios no prueba una relación causa-efecto, pero muestra si existe una asociación entre las variables medidas, en este caso, la exposición al humo de biomasa y el riesgo de desarrollar EPOC.

El equipo halló que los participantes expuestos al humo de biomasa en el hogar eran dos veces más propensos a tener EPOC que el resto. Eso fue similar para hombres y mujeres en todas las regiones geográficas.

El humo de biomasa también modificó el riesgo de desarrollar EPOC independientemente del consumo de cigarrillos, quizá porque exacerba los efectos negativos del tabaquismo.

Entre los no fumadores, la exposición al humo de biomasa estuvo asociada con 2,5 veces más riesgo de EPOC. En tanto, los fumadores expuestos al humo de biomasa tuvieron cuatro veces más riesgo de EPOC que los no fumadores y los que no quemaron ese tipo de combustible en el hogar.

Dado el uso generalizado de los combustibles de biomasa, en especial en las áreas rurales de los países en desarrollo, el equipo escribió que "las consecuencias para la salud pública del humo de biomasa asociadas con la EPOC son importantes".

Los resultados sugirieron que las estrategias para reducir la exposición al humo podrían prevenir algunos casos de enfermedades pulmonares.

FUENTE: Chest, online 5 de febrero del 2010.