Viernes, 26 de Febrero de 2010

Estudio pone en duda asociación entre virus y fatiga crónica

Reuters ·26/02/2010 - 15:10h

Por Kate Kelland

Las esperanzas de descubrir tratamientos para el síndrome de fatiga crónica se frustraron el viernes luego de que un nuevo estudio puso en duda datos previos que indicaban que un virus asociado con el cáncer de próstata también podía estar vinculado con aquella condición.

Un equipo de investigadores holandeses estudió la posible relación en un grupo de pacientes europeos con el desorden de la fatiga, que afecta a 17 millones de personas en todo el mundo, pero no halló evidencias del virus, conocido como XMRV.

Los resultados publicados en British Medical Journal fueron los últimos en contradecir un estudio estadounidense dado a conocer el año pasado, que halló el XMRV en la sangre de 68 de 101 pacientes con el síndrome de fatiga crónica (SFC).

Aquel estudio generó expectativas porque los médicos interpretaron que los pacientes con SFC podían beneficiarse con una amplia variedad de fármacos diseñados para combatir el sida, el cáncer y la inflamación.

El SFC, o encefalitis miálgica (EM), es una condición debilitante que causa discapacidad física y fatiga mental que no mejora con el descanso.

"Aunque nuestro grupo de pacientes fue relativamente pequeño y no podemos descartar formalmente el rol del XMRV, nuestros datos ponen en duda la afirmación de que el virus está asociado con el síndrome de fatiga crónica en la mayoría de los pacientes", dijeron Frank van Kuppeveld y Jos van der Meer, del Centro Médico Nijmegen, que lideraron el estudio.

Las causas del SFC son inciertas, pero muchas personas creen que su enfermedad comenzó luego de una infección viral.

Sin embargo, en enero del 2010, un equipo de investigadores británico no encontró evidencias del XMRV en 186 pacientes con SFC y un tercer estudio publicado este mes tampoco logró identificar el virus en 170 participantes.

"Tres documentos de tres respetados laboratorios en Europa fracasaron de forma independiente e inequívoca en su intento de hallar el XMRV en los pacientes con SFC", dijo Myra McClure, profesora de retrovirología del Imperial College London.

Los investigadores holandeses dijeron que una razón por la cual sus resultados contradicen los datos originales podría ser que el estudio estadounidense incluyó a pacientes con un brote específico de SFC que surgió a mediados de la década de 1980 y ya había sido asociado con varios virus.

Es posible que el XMRV haya estado implicado en esta oleada de la enfermedad, dijeron, pero no está vinculado con la mayoría de los casos de SFC en el resto del mundo.

Otros laboratorios estadounidenses ahora están investigando el virus y el síndrome de fatiga crónica para ver si pueden confirmar que existe una relación.

"Los nuevos resultados de otros laboratorios de Estados Unidos serán muy interesantes", dijo McClure. "Si la asociación no se comprueba, será otra amarga desilusión para los pacientes afectados", concluyó.